Extracto: Cultivando con el Rifle en el Hombro o el Genesis de la Colonia Alemana en el Valle del Yaqui

Buena Historia, en tiempos de la 1ra. Guerra Mundial en el Valle del Yaqui

Un Alemán me recibió en su casa como ya había dicho, los colonos americanos se alejaron más y más de nosotros.

Un amigo americano me contó que fue interrogado en San Francisco, California, por un agente secreto, respecto si tenía amistad con alemanes.

Si dijo él ¿porqué no la debitaría tener? Yo estuve en México cuando comenzó la guerra, me enfermé y cuando pedí ayuda a mis paisanos, solo un alemán me recibió en su casa, me atendió hasta que me curé, y este alemán vive aún hoy en Sonora, México y se llama Bruss”.

Este mismo americano volvió después a México y se hizo hombre de fortuna. En el año de 1918, construí en mi rancho un molino de trigo de 5 toneladas, el primero de este tipo en nuestros alrededores.

Se produjo harina de primera clase y también a los colonos que Vivian en las cercanías se les dio la oportunidad de moler su trigo.

Yo pensaba que esto era un gran avance para el Valle del Yaqui y para México, pero más tarde me arrepentí.

Después del armisticio en Europa vinieron otra vez los agentes americanos de negocios. Me visitaron no por razones de amistad sino para hacer negocio conmigo.

El primer tractor con gasolina que llegó al valle fue comprado por mí, así mismo el primer Internacional Harvester Combine, en todo México, un nuevo progreso según mi modo de pensar.

Luego en el año de 1920, compré un Molino de Arroz más grande de la casa Schule de Hamburgo, un nuevo progreso para el valle del Yaqui, desgraciadamente todo sucedió de una manera diferente como veremos después.

1920-1921, Nuevos Colonos Alemanes En 1920-1921 a instancias del entonces Gobernador del Estado de Sonora y más tarde Presidente provisional de la republica, señor Adolfo de la Huerta, como también del señor general Plutarco Elías Calles, mande por más inmigrantes de Alemania.

Los primeros llegaron en otoño de 1920, otros seguirían en la primavera del 1921. Los americanos no los veían con buenos ojos. Ya se habían casado mientras varios de los ex marineros alemanes con las muchas mexicanas, muchos ya no quisieron volver al mar ni regresar a Alemania en los años tristes de la post guerra para la vieja patria.

A raiz de la construccion de la Carretera Costera, un amigo Mexicano me recomendó a una maestra que vino de Guadalajara e impartió muy buenas clases por varios años y pudo interesar a los niños de asistir a sus cursos, Lolita Luna.

Pronto noté la envidia o lo que fuera, del lado americano oí frecuentemente: “¿Para que quiere instruir a los mexicanos?, después ya no querrán trabajar para nosotros”?.

Yo siempre había tenido la intención, como no poseía herederos propios, de convertir mis molinos en sociedades cooperativas, lo cual sucedió, pero pronto se habían metido “coyotes” en los puestos claves que solo trabajaban para su propio provecho, así que a pesar de que se habían aun agrandado el molino de trigo, se trabajaba con cifras rojas, hasta que finalmente llegó a manos del gobierno.

Entretanto también la compañía americana Constructora Richardson había sido tomada por el gobierno.

El gobierno nombró como gerente de los molinos al ingeniero Beltran y Puga, hombre muy capaz quien agrando los molinos más, aún, pero los americanos quienes habían construido varios molinos en Ciudad de Obregón, se vieron perjudicados en sus intereses y comenzaron sus maniobras políticas para sacar al buen gerente.

El entonces Gobernador del Estado de Sonora, don Rodolfo Elías Calles, quien fue por los demás el mejor primer funcionario que ha tenido Sonora hasta hoy, desgraciadamente se dejo influir por sus amigos americanos al sacar al Ingeniero Beltrán y Puga de los molinos y así se destruyeron los planos hechos para construir en primer lugar una buena carretera hacia la costa para mandar los productos por barco y así conseguir tarifas de transporte más baratas.

La Construcción del Hospital General Cuando en 1934 el municipio tomó la iniciativa de construir un Hospital, Fueron los alemanes y los mexicanos de origen alemán quienes en poco tiempo juntaron la suma de $10,000.00.

Esta suma se entregó a un comité. Aquí quiero anotar que la colonia yugoeslava también contribuyo con varios miles de pesos. Pero después no se oyó nada de este asunto por mucho tiempo hasta que tres años más tarde hice publicar en el periódico local Heraldo del Yaqui un artículo con la pregunta de ¿Dónde se había quedado el dinero reunido?..Me informaron que se había depositado en un banco de aquí.

Hasta hoy no he recibido ninguna información sobre lo que ha sido de aquél dinero. Luego en el año de 1937, repartió el gobierno las tierras a nuestros trabajadores; los propietarios de tierras ya no podían poseer más de cien hectáreas.

Los molinos fueron vendidos por el gobierno a un mexicano de origen ingles. Después de un mes se quemó el molino de arroz; el nuevo dueño comenzó a derribar el molino de harina y los alemanes, allí solo existen ahora restos de muros.

Y nuestro duro trabajo para el progreso fue destruido en un santiamén por un mexicano ciento por ciento como él se llamaba. A pesar de la protesta de algunos colonos y ejidatarios no se pudo hacer nada con este caso, valía más el dinero que la razón.

Los colonos alemanes que en gran parte habían adquirido la nacionalidad mexicana se quedaron con sus cien hectáreas de tierra, tenían bonitas casas bien amuebladas, huertas frutales, etc. Sus hijos ya eran grandes y fueron hasta humillados por la política americana.

Primero, los no nacionalizados tenían que abandonar sus tierras, después también los nacionalizados a pesar que sus hijos mayores marchaban en la “defensa civil” y todo esto solo por presión americana. Algo Semejante Nunca Había Sucedido.

Gente que ha estado en este país por mas de treinta años, que lo ha hecho fértil, que nunca han hechos perjuicios del país, tienen que vivir ahora en el destierro, solo por el egoísmo americano. ¿en donde ha pasado esto alguna vez?

Fuente: Mexía Díaz. Alfonso. Cajeme Regreso a las Raíces. Centro de Estudios históricos del Municipio de Cajeme “Miguel Mexía Alvarado”; A.C. Pág. 48- 59.

comentarios
  1. gerardo zillmann dice:

    caray muy interesante historio no la havia oido

  2. gerardo zillmann dice:

    sin duda una historia interesante .mis abuelos fueron colonos llegados de Alemania, me gustaria saber mas sobre esta echo y contactar a personas que al igual que yo son parte de esta historia .

  3. enrique dice:

    mi familia tambien llego de alemania al valle del yaqui, en el itson existe un libro donde tiene varias historias de los colonos alemanes y fotos, creo que el autor es claudio dabdoub

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s