Dicen los que saben que en el país entero no hay mejores carnes que las de Sonora (Sonora Style)

El orgullo de Sonora es producir una de las mejores carnes en el mundo, avalada por su sabor y fina textura a nivel internacional.

Yadira Leos | Saltillo, Coah.- Dicen los que saben que en el país entero no hay mejores carnes que las de Sonora, esto puede ser cierto porque los habitantes de este bello estado parecen saber lo que quieren y degustan sus carnes casi al mismo estilo que los cortes americanos, y bien se podría decir que el “Sonora Style” va ganando terreno en el gusto de los carnívoros exigentes.

El orgullo de Sonora es producir una de las mejores carnes en el mundo, avalada por su sabor y fina textura a nivel internacional. Dicha satisfacción es reflejada en los exquisitos guisos que se ofrecen en el estado que han hecho de la carne toda una tradición.

No obstante, la gastronomía de Sonora cuenta con otro ingrediente casi celestial: los magníficos mariscos que ofrecen las aguas del Golfo de California y que parecen un venero interminable de manjares. Podemos decir que los camarones, los de Sonora, preparados a las brasas, con ajo, con chile, en salsa, en caldo, como sea, son inmejorables.

Pero Sonora tiene también otro tipo de cocina que nació a partir de los ingredientes de la tierra, desde luego la carne, el trigo, el maíz y el pescado. Así, podemos recordar las tortillas de harina, las llamadas sobaqueras, que son grandes y deliciosas; con ellas se preparan las chimichangas, rellenas de frijol o de carne.

También hay un cocido delicioso con carne de res, garbanzos, elotes y verduras. Entre los postres, es indispensable recordar las coyotas, que son pequeñas tortillas de harina preparadas con piloncillo y manteca de cerdo.

Por último, hay que mencionar el famoso bacanora, peculiar y delicioso mezcal que se destila de una cactácea de la familia de la lechuguilla.

En Puerto Peñasco podrá saborear los exquisitos platillos de la cocina sonorense, sazonados y acompañados con ingredientes típicos de la costa, como los “camarones costa brava”, enrollados con tocino y cubiertos de una salsa dulce de manzana, miel y vino tinto. También podrá saborear los tradicionales “mochomos”, carne de res o ternera frita acompañados de las indispensables tortillas de harina.

Los tamales son una mezcla de masa batida con grasa, rellena y condimentada a la usanza de cada región; se envuelve en hoja de maíz y cocida al vapor. Por su variedad y exquisito sabor son uno de los principales platillos utilizados en el estado.

Un subgénero de verdad maravilloso en la cocina sonorense se integra por sus caldos y sopas, que después de una elaborada preparación se sirven para deleite de quienes disfrutan de estos deliciosos platillos.

Comparada con la gastronomía del centro del país, la sonorense no es muy abundante; aún así, la tradición ha preservado platillos extraordinarios, que logran satisfacer hasta el paladar más exigente. Muestra de ello son los siguientes platillos: burritos, atole y tamales de pitahaya, yumare, guaca-aquí o puchero, guacapoponi o macha, tortillas y gorditas de harina, cortes finos de res asados, tamales de elote y gallina pinta (caldo de carne con nixtamal y frijol), gallina pinta (cocido de maíz, frijol y carne de res), menudo sonorense (maíz, panza, pata de res, chile verde, cebolla, orégano, cilantro), caldo de queso (papas rebanadas con queso, tomate y cebolla), tamales de garbanzo, vitualla de garbanzos, colache de calabacitas, bichicoris u orejones de calabaza, tortillas de harina, chimichangas, coyotas, callo de hacha, curritos de machaca, caldillo de machaca (huevos ahogados), empanadas de ostiones estilo Guaymas (ostión y mantequilla), camarones rellenos (tocino, jamón, mostaza, naranja), tépari con aldilla (frijoles blancos con falda de res), huacabaque yaqui (falda de res, cacahuazintle, frijol, tomate, chile ancho), frijoles maneados (frijol, queso chihuahua, poblano, manteca), machaca, carne asada, y en postres, cusirí yaqui (calabaza, piloncillo, naranja, canela, harina, leche).

La Danza del Venado

Quizá la Danza del Venado, de los pueblos yaquis y mayos de Sonora, sea uno de los pocos testimonios de la música prehispánica que han persistido hasta nuestros días, tanto en su instrumentación como en la lírica. Sin embargo, es posible señalar que los pueblos precolombinos carecieron de instrumentos de cuerda, y que su música era más rítmica que melódica. Entre los instrumentos que utilizaban está el teponaztle y el huéhuetl, dos tipos de tambores de madera; las ocarinas y flautas de barro o carrizo, raspadores de hueso o de madera, y cascabeles.

Esta danza es una dramatización de la cacería del venado, héroe cultural de estos pueblos, por parte de los paskolas (cazadores). Arturo Warman, un reconocido antropólogo mexicano, consideraba que la música y la letra de la Danza del Venado debían haber transitado con muy pocos cambios desde la época prehispánica hasta la actualidad.

Tacos estilo Sonora

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de aceite de oliva
  • 1/2 cebolla morada, picada
  • 1 diente de ajo
  • 1 tomate, grande y picado
  • 1/2 kilo de camarón fresco, limpio y desvenado
  • Sal y pimienta, al gusto
  • 1/2 kilo de tortillas de maíz
  • 300 gramos de queso manchego

Preparacion:

Se pone a calentar el aceite para acitronar la cebolla con el ajo, luego que ya está casi dorado se integra el tomate junto con los camarones y se sazona con sal y pimienta al gusto.

Se ponen a calentar las tortillas con el queso, como si se fueran a preparar quesadillas y al momento de servir se terminan de rellenar los tacos con la mezcla de camarones y verduras.

Nota: se acompaña con ensalada de repollo en tiras y tomate en cuadritos y se adorna con ramas de perejil y chiles serranos toreados. (Receta cortesía del restaurant Sake Grill)

Puchero

Ingredientes:

  • 1 kilo de chamberete
  • 1 elote
  • 2 zanahorias, en rodajas
  • 5 papas galeana
  • 2 calabacitas, en rodajas
  • 1/2 repollo
  • 1 chayote, cortado en 4 partes
  • 6 ejotes
  • 1 membrillo, cortado en 4 partes
  • Tomillo, al gusto
  • Albahaca, al gusto
  • Yerbabuena, al gusto
  • Cilantro, picado al gusto
  • Sal, al gusto

Preparacion:

Se lavan previamente todas las verduras para desinfectarlas.

Se pone a cocer la carne en una olla, posteriormente se agrega el elote que es lo que tarda más tiempo en cocerse, después se agregan las demás verduras hasta que se cuezan bien, en ese momento se agrega el membrillo que será lo que brinde un toque especial a nuestro puchero.

Cuando el caldo ya este hirviendo se añaden las hierbas finas que son el tomillo, la albahaca y la yerbabuena junto con el cilantro.

Nota: acompáñelo con arroz rojo. (Receta cortesía del restaurante Cuicli)

Fuente: www.zocalo.com.mx

comentarios
  1. eliza dice:

    q bonita y sabrosa receta

  2. eliza dice:

    publiquen otra receta

  3. eliza dice:

    ya probraron la salsa roja

  4. eliza dice:

    les gustaría que les pasara una yes

  5. eliza dice:

    se me antoja la carne asada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s