Lewis Hamilton gana el GP de EE.UU. 2012 y el título de pilotos sigue abierto

Lewis Hamilton ha conseguido la victoria en el Gran Premio de Estados Unidos 2012 después de superar a Sebastian Vettel en una intensa batalla de 56 vueltas en el Circuito de las Américas. El líder del mundial aguantó la presión del de McLaren durante gran parte de la carrera pero no pudo evitar que le adelantase a 14 giros del final en una maniobra asistida por el DRS. Desde ese momento y hasta el banderazo a cuadros, Sebastian se mantuvo a una distancia inferior a los dos segundos respecto al inglés, sin sacar la calculadora pese a que ambos tenían más de medio minuto de margen respecto al resto.

Su rival en la lucha por el título de pilotos, Fernando Alonso, finalizó la carrera en el podio una vez más, después de recuperar cuatro puestos desde la séptima posición que ocupaba en la parrilla. Ferrari optó por hacer retroceder a Felipe Massa cinco posiciones rompiendo un sello de su caja de cambios con la intención de que el español saliese desde la parte limpia de la pista. La estrategia de equipo les salió bien y Fernando ya era cuarto al pasar la primera curva.

La tercera posición le llegó con el abandono de Mark Webber, que sufrió un problema con el alternador de su Red Bull en las primeras vueltas de la prueba y se vio obligado a detener su monoplaza en los exteriores de la pista. Pese a que Ferrari cometió un error en la parada del asturiano, Alonso pudo mantenerse por delante de Kimi Räikkönen debido a que en Lotus también fallaron en el cambio de neumáticos del finlandés. Desde ese momento, Fernando no abandonó ese puesto y Felipe Massa, que tuvo un gran ritmo desde la undécima posición, terminó cuarto tras su compañero.

Red Bull logra el tricampeonato del mundo de Constructores

El mundial de constructores había quedado visto para sentencia en Abu Dabi, donde Red Bull se quedó a sólo 4 puntos de obtener matemáticamente el tricampeonato, por lo que era prácticamente un hecho que lo conseguirían finiquitar aquí en Austin, como ha sucedido. Es el tercer título consecutivo para ellos, dominadores de los últimos años en la Fórmula 1, y ahora sólo les falta rematar el mundial de pilotos como ya hicieron en 2010 y 2011, aunque el desenlace de esa historia no se conocerá hasta Brasil.

En lo que respecta al resto de posiciones de puntos, Jenson Button consiguió recuperarse después de los problemas mecánicos que le dejaron fuera de la Q3 en la clasificación. El inglés partió con los neumáticos duros y aguantó muchas vueltas en su primer stint, saliendo en séptima posición tras su única parada. Posteriormente consiguió deshacerse de los dos Lotus para terminar quinto. Kimi Räikkönen, ganador de la última carrera en Yas Marina, fue sexto por delante de su compañero Romain Grosjean, quien también tuvo que recuperar posiciones tras cometer un error en forma de trompo al inicio de la carrera y tener que parar muy pronto en boxes.

Nico Hülkenberg finalizó octavo para Force India después de rodar por delante de esa posición en el inicio de la carrera, quedándose finalmente a sólo tres segundos del Lotus de Grosjean y a diez de Kimi. Tras él puntuaron los dos Williams, siendo Pastor Maldonado noveno tras adelantar a Bruno Senna en los compases finales del Gran Premio.

Sergio Pérez se quedó a las puertas de los diez primeros con su Sauber, y es destacable también el desastroso resultado de Mercedes, con Michael Schumacher cayendo hasta la decimosexta posición tras realizar dos paradas en boxes, y Nico Rosberg incapaz de acercarse a los puntos desde atrás con el sistema de escapes antiguo. Finalmente, Caterham devolvió la jugada a Marussia terminando por delante de ambos monoplazas del equipo anglo-ruso, y los dos HRT cerraron el pelotón, ganando dos puestos respecto a la salida gracias a los abandonos de Webber y Jean-Eric Vergne.

El regreso de la Fórmula 1 a Estados Unidos cinco años después ha sido todo un éxito, con una afluencia de público elevadísima que según comentaron los organizadores alcanzó los 120.000 espectadores este domingo, a los que hay que sumar los más de 80.000 del sábado y 60.000 del viernes. Curiosamente, el último evento celebrado en EE.UU. había sido vencido también por Lewis Hamilton, el día en el que Sebastian Vettel hacía su debut en la Fórmula 1.

Fuente: www.f1aldia.com

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s