Las Vegas, Nevada | Sábado 12 de octubre de 2013
Ariel Velázquez/ Enviado | El Universal

Golpe tras golpe, el sonorense Orlando Siri Salido minaba a su adversario boricua Orlando Fenómeno Cruz. Tantos fueron los castigos hasta que finalmente lo derrumbó en el séptimo round para, así, recuperar su corona pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Se disputaba el séptimo asalto, cuando Salido (40-12-5, 28KO) lanzó un poderoso volado de derecha al rostro de un mermado Cruz (20-3-1, 10KO) al minuto y cinco segundos de dicho round.

siri_Salido_ramon-movil

Ya camino a la lona, aún le pudo conectar un gancho más para sellar un nocaut del que el puertorriqueño ya no pudo levantarse.

De esta forma, el originario de Ciudad Obregón recuperó su fajín de la OMB, que había perdido ante Miguel Ángel Mikey García en enero de este mismo año, en Nueva York.

“Mi vida es como una montaña rusa, y ahora estoy en lo más alto. Cruz es fuerte, tira fuerte y se mueve alrededor del ring bastante bien. Tuve que pelear con inteligencia”, comentó El Siri, aún sobre el ring del Thomas & Mack.El Fenómeno, que presume ser el primer boxeador profesional en activo en declarar su homosexualidad, dejó escapar su primera oportunidad por coronarse campeón mundial absoluto.

Orlando-SIRI-Salido

Desde el primer round, hubo varios choques ante las guardas opuestas. El Siri fue el que se animó a tomar la iniciativa al buscar al boricua desde la primera campanada. En tanto que Cruz, se inclinó por el boxeo hacia atrás y los movimientos continuos por todo el enlonado.

El ímpetu de Salido por buscar las zonas blandas de su rival, lo llevó a conectar algunos golpes bajos que le fueron recriminados por el réferi. Su intención fue la de mermar a su rival con base a ganchos para frenar sus corridas que evitaban los cuerazos del sonorense.

Para el tercer y cuarto episodio, Salido logró acorralar al puertorriqueño en las esquinas en varias ocasiones, pero sin lograr engancharlo. Orlando Cruz, en tanto, tuvo destellos de buenos jabs, aunque apenas conectaba la mitad de lo recibido.

La gente comenzó con los gritos de apoyo para Orlando el sonorense, y los reprochos al otro Orlando por un intento de cabezazo sobre el rostro del mexicano.

Al quinto round, Salido comenzó a perder la intensidad de los primeros asaltos. Sus respiraciones ya eran por la boca. Si bien seguía como dominador de la pelea, el pugilista boricua denotaba una gran resistencia para absorber los derechazos.

Y cuando Salido, empezaba a denotar rasgos de sangre en su rostro, llegó sus golpes de poder más certeros en el séptimo episodio que representaría volver a vivir las glorias de saberse como campeón mundial.

Salido lanzó miradas al cielo y abrazos con los suyos. Los momentos oscuros tras perder su título de la OMB, habían terminando. Acarició de nueva cuenta ese cinturón obscuro, que dejara ir apenas en la tercera defensa.

Ya vendrán las duras defensas, pero, en tanto llegan. El Siri disfruta el ser señalado como uno de los mejores plumas de la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s