por Sergio Anaya

El jueves 25 de abril de 1929 Ciudad Obregón fue bombardeado por los aviones del ejército federal que perseguían a las fuerzas de la “Rebelión Escobarista” acampadas en este lugar.

bombardeo_cajeme_sonora_mexico_01HUFFAKER 1
La foto muestra el daño que ocasionó en el techo de Cajeme Motors una de las bombas arrojadas por los aviones federales. La bomba explotó antes de golpear al techo por lo que no causó grandes pérdidas en el interior de la negociación (Foto Archivo Huffaker).

Los norteamericanos Jim Ryan y su esposa Mae vivían en el Campo 4 donde se dedicaban a la agricultura. Él además era socio de la Compañía Molinera del Río Yaqui, ubicada junto a la estación del ferrocarril.

bombardeo_cajeme_sonora_mexico_02HUFFAKER 2
Jim Huffaker y sus empleados en el mostrador del negocio (esquina de Sinaloa y No Reelección, frente al Bancomer y donde hoy se encuentra una tienda de ropa).

En una carta enviada a sus familiares de Estados Unidos, Mae asegura que el bombardeo ocasionó la muerte de tres personas, varias resultaron heridas y hubo daños considerables en edificios. Sus datos contradice una versión más difundida según la cual sólo resultó herido un joven bolero.

En fragmentos de su carta Mae narra así el bombardeo:

“Jim fue al pueblo (Ciudad Obregón) media hora antes de que iniciara el bombardeo y vio soldados heridos traídos desde el sur que exclamaban: “Ahí vienen”.

“Cuando el ataque empezó, Jim corrió al molino harinero y una bomba cayó en plena calle. Tras la explosión, acribillaron el techo del molino con las ametralladoras, pero todos escaparon ilesos”

“Había mujeres y niños refugiándose en el molino, daban alaridos pues era algo terrible escuchar las bombas alrededor. Había un tren con soldados, a un lado, en la parte trasera del molino”.

Más adelante afirma:

“Otra bomba atravesó el techo de la agencia Ford (Cajeme Motors) causando daños considerables. Prácticamente dos tercios del techo tuvieron que ser repuestos, así como el cielo raso.

En la noche del jueves “la gente del pueblo se fue al Valle ante las noticias de un posible bombardeo el viernes. Nosotros teníamos cerca de 300 personas acampadas en nuestro rancho. Algunas se alojaron con la gente del lugar.

Otras bajo los árboles y en los alrededores. Esa noche un grupo de policías patrulló la zona debido a la presencia de tantos extraños… A la mañana siguiente matamos una vaca para alimentar a la gente y media hora después se le preparó. No quedó nada del animal”.

“Cerca del mediodía del viernes empezó de nuevo la aviación a bombardear el pueblo, pero sólo dejaron caer cinco bombas sobre el tren con soldados. El tren se mantuvo en movimiento hacia delante y hacia atrás, y de esta forma las bombas no lo alcanzaron.

“Fui al pueblo con Jim la tarde del viernes y encontramos aquello como un cementerio. El lugar estaba totalmente desierto…

“En la tarde del viernes, cerca de las cuatro y media, un avión sobrevoló muy bajo sobre nuestra casa y nos aterrorizamos al pensar que pudiera arrojar una bomba en el sitio donde estaba acampada la gente.

“La gente empezó a exclamar “es un avión federal”, y no sabíamos a qué atenernos, pero supusimos que era un avión explorador que hacía un vuelo de observación de rutina sobre el Valle.

“Algún amigo de los rebeldes avisó que los federales estaban cerca y aquéllos abandonaron el pueblo el viernes por la noche, alrededor de las diez y media, y a las doce llegó la caballería federal. El sábado ya estaban unos cinco mil hombres y caballos en el pueblo.

“Los rebeldes tras abandonar el pueblo quemaron dos puentes, uno al sur y otro al norte de Ciudad Obregón: el puente sobre el canal principal y el de la vía del ferrocarril, sobre el río Yaqui”.

comentarios
  1. Stephanie Huffaker Brower dice:

    My apologies for typing in English, but my written Spanish is not very good. Jim Huffaker was my grandfather. He told me many stories about his years living in Cajeme. After he left Cajeme, he moved back to his family farm in Illinois. I was born in 1948 to his son, also named James (Jim), and we lived in a house just through the grove of trees and across the creek from my grandfather and grandmother (Alice). We were very close and best friends until his death in 1970.

    I so very much enjoyed seeing photographs that I had never seen before. Thank you for sharing them on the internet!

    Sincerely,
    Stephanie Huffaker Brower

  2. obson dice:

    Thanks for you comments Stephanie,
    i feel proud that family close to beginers people on cajeme found this article and take time for read,

    This people as you Jim Huffaker grandfather and others are important part on the city growth on the begining,

    Keep on Contact…

    p.d. Sorry for the bad english…

  3. sandra dice:

    I have the same picture of the ford parts department after the bomb! I also have 4 other picture of the agency and employees and service van. As Stephanie states I heard many storys from my Dad. he was 11 and his step-dad worked there. I have many pictures of the federal troops and some of the revolutionaries riding horseback thru town.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s