Dave Winfield, Ray Dandridge, Willie Wells, Buck Leonard y Ray Brown, 5 Miembros de Cooperstown que jugaron Pelota Invernal Mexicana con YAQUIS de Obregòn. 5 Members of Cooperstown that played Mexican Winter League with Yaquis de Obregón, Apunte por -Jaime Ariel Alvarez-.

DAVE WINFIELD

Dave Winfield recibió una segunda oportunidad y la aprovechó a cabalidad.

Asediado por el recuerdo de un desplome ofensivo de 22-1 en la Serie Mundial de 1981 con los Yankees (y la subsiguiente tipificación de él como “Señor Mayo” por parte de George Steinbrenner debido a su incapacidad de producir en octubre), Winfield vino a batear en la undécima entrada del sexto juego en el Clasico de Otoño de 1992 como miembro de los Azulejos de Toronto. Con la pizarra empatada 2 a 2 y dos outs, Winfield disparó un doble por el jardín izquierdo para dar a los Azulejos una ventaja 4 a 2, y ganar posteriormente su primera Serie Mundial.

Fue una dulce reivindicación para un hombre que había ganado siete Guantes de Oro (dos con los Padres, cinco con los Yankees), había sido un Todos Estrellas cada año desde 1977 hasta 1988, inició en el Juego de Estrellas en 1979 y 1981, y en todos los años desde 1983 hasta 1988, y bateó .361 en esos doce juegos.

Conocido como “Daddy Longleg” (Papi Piernas Largas) Winfield, de 6 pies 6 pulgadas de estatura, era un lanzador en la Universidad de Minnesota, terminó su año avanzado con 13 ganados y 1 perdido, bateó .400 y fue escogido Jugador Más Valioso de la Serie Mundial Universitaria. Fue seleccionado por los Halcones de Atlanta de la NBA, las Estrellas de Utah de la ABA, y los Vikingos de Minnesota de la NFL a pesar de que no había jugado futbol en la universidad. Winfield también fue seleccionado por los Padres el 5 de junio de 1973. Igual que Sandy Koufax y Al Kaline, Winfield no tuvo experiencia de liga menor, y realizó su debut en liga mayor dos semanas después.

back08_dandridge_thumb

Ray Dandridge ha sido llamado la mejor tercera base que ha producido la Liga Negra, y muy bien podría ser el americano más popular que jamás haya jugado en Cuba y México. Estuvo muy cerca de jugar en las ligas mayores. Pero las puertas de la descriminación se le cerró en la cara.

“Nunca ha habido un amo de la tercera que funcione con tanta suavidad como Ray Dandridge, y también le puede dar a esa manzana,” decía Cum Posey, propietario del altamente respetado club de béisbol negro, los Homestead Grays.

“Ray Dandridge era fantástico,” se maravillaba Monte Irvin del Salón de la Fama, quien fue uno de los primeros jugadores negros en ser firmado por los Gigantes. “El mejor que he visto en tercera. Yo he visto a todos los grandes – Brooks (Robinson), (Graig) Nettles – pero, jamás he visto a una tercera base mejor que Dandridge.

Tenía las mejores manos. En una temporada, rara vez cometía más de dos errores. Su guante se adaptaba a la forma en que venía la pelota.”

ny_wellsw_340

Wee Willie Wells fue uno de los más grandes en el jardín corto de todos los tiempos, incluyendo las Grandes Ligas. Fue el mejor de todos los de las Ligas Negras durante los torneos de las décadas de los años 1920, 1930 y 1940. Sobresalió en el bateo, en el “fildeo” y en las bases.Wells tenía gran alcance, de manos seguras y brazo fuerte. Su estelar defensiva le ganó para “Newark Eagles” el mote de “uno de los millonarios del cuadro interior” a finales de los años 30. Desde el 1937 hasta el 1939 bateó .386, .330 y .347 respectivamente.

Un producto de Texas, donde jugaba con un equipo llamado San Antonio “Black Aces”, fue descubierto para las Grandes Ligas Negras, donde fue asignado al “San Luis Stars” en 1924. Su diligente y fuerte trabajo lo llevaron a ser un excelente bateador para los años de 1926 y 1927 en que bateó para .378 y .346 en ese orden, conectando 27 jonrones en 88 juegos en ese último.

En 1929 y 1930 se adjudicó dos títulos de bateo con .368 y .404. Con su ayuda, el “San Luis Stars” ganó el campeonato en el 1928 hasta el 1930 y repitió en 1931. Terminando la temporada, su equipo y la liga desaparecieron y Wells se fue a jugar con el “Chicago American Giants”, donde llevó a esta novena a ganar dos campeonatos seguidos en dos ligas diferentes: “La Liga Negra” en 1933, que había regresado.

Ese año se instituyó el juego de estrellas entre el este y el oeste, siendo Wells escogido para jugar del oeste por su impecable bateo y fildeo. Jugó en ocho juegos de estrellas a pesar de que llevaba jugando nueve años antes de establecerse ese clásico.

leonard_buck_1

El primera base Walter Fenner “Buck” Leonard fue llamado el “Lou Gehrig de las Ligas Negras”. Al igual que Gehrig conformó un equipo de trabajo con Babe Ruth; Leonard y el receptor Josh Gibson, “el Babe Ruth de las Ligas Negras”, formaron el más potente one-two del beisbol negro.

De 1937 a 1945 los Homestead Grays de Leonard ganaron títulos consecutivos año tras año en las Ligas Negras Nacionales. Los registros de las Ligas Negras son notoriamente incompletos, pero los disponibles muestran que Leonard tuvo un promedio de por vida de .355, y en 11 partidos contra los lanzadores de Grandes Ligas bateó .382.

El receptor Roy Campanella dijo, “si Leonard bateaba de cuarto, detrás de Gibson, podíamos lanzarle por los alrededores para obligarlo a batear un pitcheo afuera sin velocidad. Tenía un bate realmente rápido, y no se podía lanzar una bola rápida contra él. Él era estrictamente un bateador halador con tremendo poder”.

ray

En una época en la que cada boleto vendido significaba mucho que contar con un empleo, Raymond Brown fue el lanzador a elegir en las Ligas Negras.

“Es lo que ellos llaman su Pitcher estrella”, dijo el historiador de color James Riley. “Ellos siempre utilizan lo mejor en los juegos de pelota para atraer multitudes, y nadie era mejor que él.”

Nacido 23 de febrero 1908 en Ashland Grove, Ohio, el 6-pies-1, 195 libras de Brown desarrolló una reputación mientras todavía era un aficionado a todo lo que giraba en torno al diamante. Después de restricciones cortas con equipos profesionales en Indianápolis y Detroit, Brown enganchado con la Cum Posey Homestead Grays – busco una oportunidad.

En 14 temporadas con los Grises, Brown se convirtió en una de las grandes estrellas del béisbol afroamericano, llevando al equipo a ocho campeonatod en un lapso de nueve años. Sus lanzamientos al plato eran varios, incluso el knuckleballs, pero su curva era lo suyo, la dominaba con maestria.

“Tan confiado estaba Ray en todos sus lanzamientos que iba a tirar una curva con cuenta de 3-0 al centro”, dijo Riley. “Tenía un buen control de todos sus lanzamientos.”

En 1938, el periódico Pittsburgh Courier aparece Brown como una de las cinco Ligas Negras estrellas que estarían determinados jugadores de Grandes Ligas si se le permite jugar. Los otros: Cool Papa Bell, Josh Gibson, Buck Leonard y Satchel Paige. Todos han sido consagrados en el Salón de la Fama.

comentarios
  1. La información es buena pero más interesante para los “sureteños” qué hicierón? y anecdotas en la Liga del Pacifico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s