Posts etiquetados ‘Aquihuiquichi’

En lo alto de la agreste sierra tarahumara, a orilla de la carretera Hermosillo – Chihuahua, hay un pequeño pueblo llamado Tomóchic. En 1891 los poco mas de cien habitantes de ese pueblo, defendieron su integridad y dignidad levantándose en armas contra la dictadura porfirista, derrotando a sus ejércitos en varias ocasiones, para finalmente morir masacrados por el ejército federal. En ese episodio jugó un papel importante un personaje de la historia sonorense: Teresa Urrea “La Santa de Cabora”. La revuelta de Tomóchic preparó a la población del campo Chihuahuense para el levantamiento revolucionario que tendría lugar veinte después.

En el Estado de Chihuahua, en la década de 1880, bajo la gubernatura de Luis Terrazas se iniciaron los trabajos de deslinde de las tierras nacionales, para repartírselas a los nuevos colonos militares y a los veteranos de la guerra contra los franceses.

Gran parte del Estado estaba conformado por tierras nacionales, a las que tradicionalmente, los rancheros y habitantes de los pueblos, que no tenían tierras pero si ganado, acostumbraban a llevar sus vacas a pastar y a cortar madera.

Para llevar a cabo sus propósitos, el gobierno federal decidió vender esos terrenos como latifundios. Comisionó a las Compañías Deslindadoras a hacer los trabajos de medición y como pago por su trabajo se quedarían con una tercera parte de los terrenos deslindados. Las otras dos terceras partes serían vendidas a los hacendados o a empresarios extranjeros, con el supuesto compromiso de que a cambio traerían colonos extranjeros.

Los trabajos se iniciaron en 1884 y pronto los pequeños propietarios y rancheros empezaron a sentir las consecuencias.

Los pobladores de las comunidades también sintieron los efectos secundarios de dichos trabajos. Las tierras con pastos para su ganado se vieron cercados repentinamente.

Perdieron también el derecho de extraer madera y otros recursos del que habían disfrutado libremente.

Por otra parte, una Ley promulgada en 1884 establecía que los jefes políticos, es decir, las autoridades distritales, ya no serían elegidos, sino que serían ahora nombrados por el gobierno estatal y en muchos casos, los vecinos ya no podrían llevar sus quejas a los tribunales sin la aprobación de los nuevos jefes políticos.

En 1891 un nuevo golpe duro sufrieron los habitantes de Chihuahua. Se promulgó un decreto en el que las capitales distritales no podrían elegir a sus presidentes municipales, sino que también serían nombrados por las autoridades estatales.

Para 1891 ya no gobernaba Terrazas, lo hacía Lauro Carrillo, nombrado por Díaz para contrarrestar el poder del primero y a su vez protegido por Carlos Pacheco poderoso ministro del régimen.

Teresa Urrea ” La Santa de Cabora”

El 15 de octubre de 1873, en el rancho Santana, del municipio de Ocoroni, Sinaloa, nació la niña García Nona María Rebecca Chávez, conocida después como Teresa Urrea.

Hija natural de Doña Cayetana Chávez, una india tehueco y Don Tomás Urrea, un rico hacendado con raíces alamenses. En 1880 don Tomás y su esposa Loreto Esceverri emigran a Sonora, al pueblo de Cabora, de la municipalidad de Batacosa, distrito de Álamos, en el sur del Estado. Hoy en día, la comunidad de Cabora pertenece al municipio de El Quiriego.

Teresa vive su infancia en compañía de su madre y una tía en Aquihuiquichi, Sonora; cerca de Cabora hasta 1888, cuando su madre muere y ella se traslada a Cabora al amparo de su padre, de quien a partir de entonces adopta su apellido.

(más…)