Posts etiquetados ‘Banámichi’

Posición destacada a nivel nacional y mundial.- Cerca del 50% de la producción nacional de  minerales se origina en Sonora.- Es el principal productor de cobre, molibdeno, grafito, wollastonita y carbón antracítico.

Sonora es el estado minero de México; tiene en esta industria una de sus mayores riquezas, ya que siendo una actividad primaria que dio origen a los principales centros de población de la antigüedad y que fueron la base sólida del Sonora moderno, actualmente la producción de algunos minerales metálicos y no metálicos le otorgan el liderazgo nacional, constituyendo importantes fuentes de empleo y derrama económica.

mineria_sonora_mexico_2

Sonora es el segundo estado más grande de México (184,934 km2, el 9.2% del territorio nacional) donde la minería ha sido y sigue siendo motor de desarrollo, ya que existen cerca de 3 mil 700 concesiones mineras ubicadas a lo largo y ancho de la geografía, que amparan una superficie cercana al 20% del total del territorio estatal.

La naturaleza ha brindado a Sonora una riqueza extraordinaria en lo que respecta a minerales, porque es en Sonora donde el cobre, el oro y la plata, entre otros minerales, se encuentran de manera pródiga; sólo en Sonora, por ejemplo, se extraen grafito, wollastonita, carbón antracítico y molibdeno, de los que aporta el 100% de la producción nacional.

(más…)

Sigue los sabores de la cocina del estado recorriendo algunos de los nueve municipios que integran esta ruta norteña

por Jimena González Bernal | El Universal

Todo inicia con una probadita. Y cuando menos lo piensas recorriste la ruta gastronómica Río Sonora. Puede ser que arranques el festín culinario desde la ciudad de Hermosillo y termines en Cananea, o viceversa. El placer se prolonga por 300 kilómetros que forman parte del programa “Viaje con sabor a México” de la Secretaría de Turismo Federal.

Este trayecto, que abarca nueve municipios, se viene planeando desde hace 10 años y se respalda con estudios, como el del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo Sustentable del Estado de Sonora (CIAD). La ruta contempla Ures, Baviácora, Aconchi, San Felipe de Jesús, Huépac, Banámichi, Arizpe, Bacoachi y Cananea, en las faldas de la Sierra Madre y en la orilla del Río Sonora.

En la actualidad se decidió agregar Hermosillo, donde se pueden probar, sobre todo, los exquisitos cortes de carne de res. Y si te adentras a los poblados, descubrirás los aromas que emanan sus productos característicos de la tierra y de la crianza de animales.

Arranca un viaje sensorial

Al llegar a Hermosillo hay varias opciones para comer como rey: el Sonora Steak, con su rib eye añejo, un corte empacado al alto vacío por cerca de 30 días para hacerlo más jugoso, y Mochomos, que cocina su filete de atún fresco con mermelada de tomate. El platillo lo aderezan con chipotle y un toque de chiltepín, una variedad de chile del desierto.

También existe un lugar que por tradición no debe faltar: Xochimilco, con 50 años de historia. Quien no coma un sirloin, un t-bone o cualquier otro corte, es como si no hubiese conocido Sonora.

Tampoco hay que dejar de probar los tacos de carne asada en las llamadas carretas de la ciudad (kioscos móviles), que se comen con tortilla de harina. Los más conocidos de todo Hermosillo son los de “la carreta del Güero”, a un costado de la secundaria que llaman “la prevo”, ubicada entre dos bulevares: Gómez Farías y Morelos. Éstos se pueden probar sólo por la tarde.

Se antoja un postre, así que vamos al centro histórico para conocer los talleres de la Comunidad Villa de Seris, donde muestran el proceso de elaboración de las coyotas, un pan relleno de piloncillo.

El deleite continúa

Después de Hermosillo el camino se dirige hacia las faldas de la Sierra Madre. En la región que abarca los nueve municipios existen 17 ranchos turísticos, los cuales organizan cabalgatas, paseos en bici de montaña, recorridos en cuatrimotos, escalada, rappel, tirolesas y las actividades propias del campo: al viajero le enseñan a ordeñar una vaca, a elaborar quesos y hasta arriar mulas. Y si no quiere hacer nada de lo anterior, que sólo disfrute del paisaje y de la comida típica que se prepara con productos realmente frescos.

(más…)

Banamichi fue fundado en el año de 1639 por el misionero Bartolomé Castaños El nombre de Banámichi viene del ópata “Banámitzi” y significa “Donde da vuelta el agua” Es un pueblo que vive de la agricultura de forrajes, hortalizas y legumbres, y de la ganadería.


Iglesia de Nuestra Señora de Loreto, construida en los años 40 del siglo XX

Entre los atractivos turísticos de Banámichi, podemos mencionar el petroglifo que hoy luce en una plaza, montado sobre cuatro esculturas de cantera de indígenas mexicanos.

Este petroglifo labrado en una piedra de la región, tiene un origen desconocido pero los estudiosos afirman que puede ser un plano de irrigación de lo antiguos pobladores, tal vez precursores de los Ópatas, quienes también se distinguieron por el dominio de la geografía y los recursos de la tierra de todo este valle.

El Kiosko de la Plaza

El templo de este municipio es en honor a Nuestra Sra. de Loreto. Banámichi también se disfruta en su ambiente rural y de trabajo en las labores a la orilla del río. Ahí podemos encontrar en temporada, además del ganado pastando, los cultivos de chile, ajo, cebolla, frijol, maíz y algunos forrajes.

(más…)

En esta ocasión la 7ma. Convivencia Ciclista Río Sonora crece, ya que ahora las familias también serán las protagonistas y participaran en este magno evento de competencia y diversión, esto gracias a que dentro de una misma jornada contaremos con dos recorridos; un recorrido para los amantes de lo extremo en el ciclismo de montaña y otro recorrido panorámico de ruta.

Ya que mientras los ciclistas de montaña se introducen en senderos prácticamente abandonados, los de ruta competirán en todo lo que es el recorrido panorámico que ofrece esta región de Bacoachi hasta Ures.

En la categoría de montaña, el sábado se llevará a cabo la competencia en el recorrido tradicional del evento, Sinoquipe a Banámichi, los ciclistas en categoría libre, competirán por los trofeos que se entregarán a los tres primeros lugares.

Con el objetivo de convertirlo más como un reto personal, a partir de la edición anterior incorporamos el registro de tiempos de recorrido individual para todos los ciclistas, mismo que publicaremos en el informe final del evento.

Para el segundo día de montaña, continúa siendo un paseo familiar, sobre el recorrido tradicional que va desde Banámichi hasta Baviácora.

(más…)

Other excelent article & photos by Bill Steen, Thanks one more time…

Fragment Reference: caneloproject.blogspot.com

Moonrise over Banamichi, Sonora

Spring along the Rio Sonora Valley brings the first signs of the fierce summer heat that will peak during the month of June, lessening somewhat when the summer monsoon rains arrive early in July.

Flowers are blooming both in the desert and in people’s homes. The early evening air is perfumed by the blossoms on both citrus and the orchidia trees, bauhinia mexicana. Winter wheat is maturing, fava beans and onions as well, the garlic won’t be far behind.

The prickly pear cactus, nopales, are putting out their tender baby pads, most of which will be eaten in a variety of household dishes.

Remodeled old home in Banamichi.

This was a short trip for us, four days minus two days of travel. As always, I spend a portion of our trips looking to see what local foods are in season and learning how they are prepared.

On our way down, we stopped in the town of Imuris for afternoon meal of tacos. Imuris, a small town where two major roads intersect, has a main street that is lined with one taqueria after another.

While eating a young boy came up to me selling bags of chuales, wild lambsquarter greens that are collected along irrigation canals and the edges of fields.

Not wanting to bother finding the correct amount of change, I told him that I wasn’t interested and that besides, I didn’t know how to prepare them. “No problema,” he told me, “I’ll give you the recipe.” That promptly cancelled my excuse so off we went with two bags. Nothing complex to their preparation, boil or steam them until soft and then add them to eggs, sauces, beans and the like.

We added them to beans that were refried with milk and a little red chile powder. Combined with a little queso fresco, or non-cooked farmer’s cheese and a flour tortilla, they are nothing short of fantastic.

Kids baseball team from Banamichi.

Separated from Athena and Kalin while riding bikes, I wandered into the tiny ranchito La Martina, where I found four men, one of them older, quietly talking, wrapping up the day’s work to the glow of the setting sun.

(más…)

Tacos with Martin.- A Story of Contrast

Special Thanks for shared your Article to: Bill Harmsen (The Canelo Chronicles).

We just returned from our second trip to the Rio Sonora Valley in northern Mexico. I’ll write up a short piece on that trip soon, but for now, I thought I would share with you an account of one of the things we enjoy most about that area – tacos.

Bill Harmsen, owner of La Posada del Rio Sonora, where we stay in Banamichi, Sonora, Mexico is someone who travels the world, can eat in the finest of restaurants. But in his own words, his favorite restaurant in the world is here in his hometown, Banamich, Sonora.

The restaurant to which he is referring is a small “taqueria,” (a place that serves mostly tacos} that belongs to Martin and Irma Romero. On a small side street, it’s most inconspicuous, as a tourist passing through town you would probably never find it.

It has no sign, in fact it doesn’t even have a name. There is no menu, Martin’ only serves “carne asada” (grilled meat) tacos.

There’s not even a choice between flour and corn tortillas, the house specialty are the thin delicate flour tortillas, common to the state of Sonora. I should mention that the north of Mexico, particularly Sonora, is known for its beef. The Mexican writer/philosopher Jose Vasconcelos wrote that “Sonora is the place where civilization ends and carne asada begins.”

Martin’s Taqueria

So what is it about Martin’s little establishment that makes it so special to Bill? Part of it has to do with contrast. Martin and Irma’s taqueria is essentially devoid of ambiance.

The interior is stark. There are a handful of religious photos/posters and assorted items hung randomly on the walls. Upon entering there is a large piece of cardboard protects the grill from air coming in the main entrance.

He has no hours, he opens when it gets dark, closes when everyone has left. Music is provided only when someone pulls their car next to the door and cranks up the stereo. It’s as basic as basic can be. But the heart of this little establishment is the taco.

In a place where the décor suggests nothing resembling good food, are served some of the best tacos to be found anywhere on the planet.

Athena and Kalin with Bill and wife Irma.

A typical taco evening with Martin.

Towards the back of the room are the grill and prep table. Martin positions himself over his chopping block, typically with a big welcoming smile.

His wife, Irma, with a quieter smile, stands ready to take your order and bring a plate of the accompaniments that typically go with an order of tacos – cucumbers, guacamole, radishes and salsas. The only question she asks is “quantos” or how many.

Martin, Irma and friend, whose name I never got, but with whom I had a great conversation. He’s from Banamichi, but has lived in Atlanta, GA for ten years where he runs his own taqueria called Los Laureles.

Couldn’t resist teasing him about why he hadn’t learned to speak English in that time. With a big smile his response was most simple – “One or two Bud Lights and all is muy bueno, I understand perfectly.”

Martin over his grill and chopping block.

To understand the Sonoran taco you have to put aside any notion you might have of tacos as you have come to know them in the States or elsewhere for that matter. I’m not quite sure what makes them special, some of it has to do with the meat, the rest of it has to do with how the taco is put together.

(más…)

Este es uno recorrido para convivir con la naturaleza y admirar las páginas de su historia a través de sus edificios y monumentos. Una serie de pintorescos pueblos asentados en las riberas del Río Sonora, un camino lleno de colorido donde se mezclan los hombres, la cultura y la magia en cada rincón de la Ruta del Río Sonora.

mapa_ruta_turistica_rio_sonora_Mexico

El mejor tiempo para visitar la ruta del Río Sonora son los meses de octubre y noviembre, ya que en ellos las peleas de toros, la molienda de chile colorado y cosecha de cacahuate están en su mejor momento. Es necesario disfrutar de este viaje pueblo por pueblo tomándose su tiempo. Un recorrido inolvidable que lo hará que disfrute de Sonora y la riqueza que su gente le ofrece.

Ures destacan varios puntos de interés para el visitante, como la “Plaza de Armas”, donde se pueden admirar cuatro esculturas de bronce del siglo XIX, que representan temas mitológicos, donadas por el gobierno italiano.

También se puede visitar la “Misión de San Miguel” y la iglesia del mismo nombre. Es de admirarse la colonial arquitectura de sus construcciones, como la casa que habitó el caudillo y ex-gobernador del Estado, General Ignacio Pesqueira. Fue fundada en 1644 y fungió como capital del Estado de 1838 a 1842.

Baviácora su nombre significa “hierba del manso”, fue fundada en 1639; al paso del viajero se aprecian su parque, su colonial arquitectura y el contraste entre su antiguo templo y la nueva iglesia. Como en todos los pueblos de la ruta son innumerables los lugares de retiro y de paseo bajo las frondosas arboledas a las orillas del río. Además puedes disfrutar de la caza y la visita a ranchos cinegéticos.

Aconchi siguiendo el itinerario nos encontramos con el tradicional pueblo de “las sartas de chile colorado, del chiltepín y la salsa picante”: Aconchi,  que significa” paredón en el agua” fue fundado en 1639. En el es digno de visitar el tempo franciscano del siglo XVIII y el tempo parroquial, el cual en su interior tiene un Cristo negro, pieza singular cuyo origen y razón son inexplicables. Además cuenta con aguas termales y fábricas de muebles en madera de excelente calidad.

San Felipe de Jesús aquí se encuentran las ruinas del Molino del Jojobal y la belleza del Cerro de la Santa Cruz.

(más…)

El Bacanora  de Sonora es comparado con los mejores destilados del mundo y ocupa actualmente, gracias al clima y al terreno de Sonora, un lugar importante entre las bebidas representativas de México, así como el tequila de Jalisco, el sotol de Chihuahua, o el mezcal de Oaxaca.
Al igual que el tequila de Jalisco es una bebida espirituosa que se elabora en Sonora, México. Es un mezcal hecho 100% del jugo de la cabeza de maguey asado, fermentado y destilado. Sin embargo el desarrollo del mercado formal de El Bacanora se vio truncado en 1915, cuando se prohibió la manufactura y comercialización de esta bebida alcohólica. Fue hasta la década de los 90’s cuando esta actividad dejó de ser perseguida y sancionada por la costumbre y se contempló su autorización en la Ley de alcoholes del estado de Sonora.
Esta exquisita bebida de agave de Sonora, está protegida por denominación de origen, publicada en el Diario Oficial de la Federación el 6 de noviembre del año 2000. En esta publicación se señala de manera oficial, que el Estado de Sonora, es exclusivamente la entidad, que se reconoce como productora de esta bebida espirituosa. El Agustifolia Haw es la única especie de maguey admitida por esta Ley para la producción de El Bacanora. La superficie territorial de esta zona de denominación es de: 57,923.92 km² y está integrada por 35 municipios de la zona serrana de Sonora.

Bacanora de Sonora, blanco y reposado, son el resultado del más fino arte de hacer Bacanora.

“De Sonora Bacanora” sabor distintivo y de mucha tradición. Se produce en la región serrana del Estado de Sonora de una manera tradicional que ha pasado por generaciones. (mapa de Sonora y región serrana)

La producción de Bacanora Reposado es muy limitada, con mucha demanda y aceptación por quienes gustan de la excelencia de un buen licor.

El Bacanora, “vitzo” o “cuviso”, como lo llamaron los ópatas, es comparado con los mejores destilados del mundo y ocupa, actualmente, gracias al clima y al terreno de Sonora, un lugar importante entre las bebidas representativas de México, así como: el tequila de Jalisco, el sotol de Chihuahua, o el mezcal de Oaxaca.

El Bacanora es la bebida de agave de Sonora protegida por denominación de origen publicada en el Diario Oficial de la Federación con fecha de octubre de 2000. Los Municipios que integran esta denominación de origen son:

Bacanora, Sahuaripa, Arivechi, Soyopa, San Javier, Cumpas, Moctezuma, San Pedro de la Cueva, Tepache, Divisaderos, Granados, Huásabas, Villa Hidalgo, Bacadéhuachi, Nácori Chico, Huachinera, Villa Pesqueira, Aconchi, San Felipe de Jesús, Huépac, Banámichi, Rayón, Baviácora, Opodepe, Arizpe, Rosario, Quiriego, Suaqui Grande, Ónavas, Yécora, Álamos, San Miguel de Horcasitas, Ures, Mazatán, La Colorada.

Podemos afirmar que el Bacanora se constituye como parte de la tradición sonorense, en el sentido de que este mezcal es típico de un agave o maguey que se reproduce en el clima y topografía de Sonora. Este licor es mencionado por los primeros colonizadores que llegaron a Sonora, como una bebida que los indígenas habituaban en sus celebraciones, por lo tanto, este licor es rural, puesto que su materia prima se da en los cerros y arroyos de la sierra sonorense.