Posts etiquetados ‘bombardeo’

por Sergio Anaya

El jueves 25 de abril de 1929 Ciudad Obregón fue bombardeado por los aviones del ejército federal que perseguían a las fuerzas de la “Rebelión Escobarista” acampadas en este lugar.

bombardeo_cajeme_sonora_mexico_01HUFFAKER 1
La foto muestra el daño que ocasionó en el techo de Cajeme Motors una de las bombas arrojadas por los aviones federales. La bomba explotó antes de golpear al techo por lo que no causó grandes pérdidas en el interior de la negociación (Foto Archivo Huffaker).

Los norteamericanos Jim Ryan y su esposa Mae vivían en el Campo 4 donde se dedicaban a la agricultura. Él además era socio de la Compañía Molinera del Río Yaqui, ubicada junto a la estación del ferrocarril.

bombardeo_cajeme_sonora_mexico_02HUFFAKER 2
Jim Huffaker y sus empleados en el mostrador del negocio (esquina de Sinaloa y No Reelección, frente al Bancomer y donde hoy se encuentra una tienda de ropa).

En una carta enviada a sus familiares de Estados Unidos, Mae asegura que el bombardeo ocasionó la muerte de tres personas, varias resultaron heridas y hubo daños considerables en edificios. Sus datos contradice una versión más difundida según la cual sólo resultó herido un joven bolero.

En fragmentos de su carta Mae narra así el bombardeo:

“Jim fue al pueblo (Ciudad Obregón) media hora antes de que iniciara el bombardeo y vio soldados heridos traídos desde el sur que exclamaban: “Ahí vienen”.

(más…)

Visto en Diario del Yaqui, Quehacer Cultural, por Rogelio Arenas Castro

mae

Bien armadas: Primera a la izquierda Mae Ryan (autora de la presente carta), Delphine Mexía, señora Brunk, señora Mexía y Teresa Mexía. Armadas hasta los dientes con rifles, escopeta de doble cañón y pistolas fajadas a la cintura. Era 1919, y no se sabe si iban de paseo y cacería o se trataba de armas puramente defensivas contra un posible ataque de los yaquis.

El jueves pasado, 25, Ciudad Obregón, fue bombardeado por aeroplanos federales que arrojaron una docena de bombas y murieron tres personas, varias resultaron heridas y hubo daños considerables en edificios.

Jim (James Ryan) fue al pueblo (Ciudad Obregón) media hora antes de que iniciaran los bombardeos y vio soldados heridos traídos desde el sur, cuando exclamaban “ahí vienen”.

Todos corrieron a resguardarse, pues nadie sabía que iban a bombardear el pueblo.

Cuando el ataque empezó, Jim corrió al molino harinero y una bomba Casio a media calle. Tras la explosión, acribillaron el techo del molino con las ametralladoras, pero todos escaparon ilesos.

Había mujeres y niños refugiándose en el molino dando alaridos pues era algo terrible escuchar la explosión de las bombas alrededor.

Había un tren con soldados a un lado, en la parte trasera del molino.

Los oficiales rebeldes estaban hospedados con sus esposas en el hotel Kuraica. Querían bombardearlo y hacerse del general Topete. No pudieron lograr su propósito, porque él se había escapado en carro una noche antes.

Otras bomba atravesó el techo de la agencia Ford (el lugar de Huffaker) causando daños considerables. Prácticamente dos tercios del techo tuvieron que ser repuestos, así como el cielo raso.

Nuestro cónsul, Mr. Eaton, tenía su oficina en el siguiente cuarto (local) y tuvo mucha suerte de no haber muerto en el bombardeo. Dijo que había sufrido un gran dolor de cabeza provocado por el sonido de la bomba al estallar.

Esa noche (el jueves), la gente del pueblo se fue al Valle ante las noticias de un posible bombardeo el viernes. Nosotros teníamos cerca de 300 personas acampadas en nuestro rancho. Algunas se alojaron con la gente del lugar. Otras bajo los árboles y en los alrededores. Esa anoche un grupo de policías patrulló la zona debido a la presencia de tantos extraños. Los automóviles llegaban y se iban del rancho, trayendo gente del pueblo. A la mañana siguiente matamos una vaca para alimentar a la gente, y media hora después se le preparó. No quedó nada del animal.

Cerca del medio día del viernes, empezó de nuevo la aviación a bombardear el pueblo, pero sólo dejaron caer cinco bombas sobre el tren con soldados, pero éste se mantuvo en movimiento hacia delante y hacia atrás y de esta forma las bombas no lo alcanzaron.

Fui al pueblo con Jim la tarde del viernes y encontramos aquello como un cementerio. El lugar estaba totalmente desierto. Fuimos a informarnos con el cónsul de Estados Unidos, acerca del destructor Selridge que estaba en la costa y de ahí enviaron la información a Washington, D.C.

(más…)

Gral. Alvaro Obregón “Presidente de la Republica Mexicana” acompañado del “Comandante de la 3/a. Escuadrilla” Cap. 1/o. P.A. Rafael Ponce De León y del Tte. P.A. Alfonso Cruz Rivera durante la Rebelión Delahuertista en Ocotlán, Jalisco en 1924.

Al término de su gestión como “Presidente de la Republica”  dichos pilotos aviadores se habían ganado el cariño y el reconocimiento del Gral. Obregón, por que con su destacada participación realizando actividades de ametrallamiento y bombardeos sobre tropas rebeldes, se pudo aplacar la Rebelión Delahuertista.  Por tal motivo, los invitó a sembrar trigo a Cajeme, Son. lugar donde el Gral. Obregón les obsequió unas tierras.

En la fotografía inferior se observa de izq. a der. A los pilotos aviadores Alfonso Cruz Rivera y a sus primos los hermanos Guillermo y Rafael Ponce de León en Cajeme, Son. dedicados a actividades agrícolas.

Derivado de este viaje a Cajeme, Son. surgieron los matrimonios de Rafael Ponce de León con Cuquita Obregón, hija del Gral. Obregón y el de Alfonso Cruz Rivera con el de Cuquita Pastrana Gorozave.

Ambas eran amigas y habían conocido a los valientes pilotos aviadores que el Gral. Obregón había invitado a sembrar trigo.  Ambos matrimonios culminaron en felices matrimonios.

Srita. Refugio Pastrana Gorozave en Cajeme, Son. en 1925.

Años más tarde, después del asesinato del Gral. Obregón quien había resultado electo para ocupar la Presidencia de la Republica por segunda ocasión por el período 1928-1932, durante 1929, el Comandante de Escuadrilla Cap. 1/o. Alfonso Cruz Rivera retornó a Sonora a combatir a las fuerzas rebeldes durante la Rebelión Escobarista, habiendo ametrallado y bombardeado diariamente los campamentos enemigos en La Morita, Mina de Oro, San José, Agua Prieta, Del Rio, Cananea y Nogales habiendo tenido una  brillante y destacada participación en la defensa de la plaza de Naco, Son. lugar donde los rebeldes se habían fortalecido.

(más…)