Posts etiquetados ‘mar de cortes’

Dimensión territorial y espacio vivido en los pueblos yaquis (Fragmento)
por OLAVARRÍA MARÍA EUGENIA

…Tradicionalmente el grupo yaqui ocupaba una larga faja costera y de valle al sudeste del actual estado de Sonora, que abarcaba desde la ribera sur del río Yaqui hasta el cerro Tetakawi, al norte de la actual ciudad de Guaymas. Con la sedentarización del grupo bajo el control de las misiones jesuitas, la población se concentró en ocho poblados situados de sudeste a noroeste a lo largo del Valle del Yaqui, los cuales han constituido la base organizativa y territorial del grupo.

ryterritory

Boundary lines with regard to the Traditional Yaqui Territory prior to 1937,  Configuration in 2005

El conjunto del territorio aparece compuesto por tres zonas diferenciadas, que tienen como soporte características geofísicas particulares: un área serrana, la sierra del Bacatete; una zona costera que comprende poblados pesqueros como Las Guásimas, Bahía de Lobos y Los Algodones, y el valle en donde se localizan las tierras irrigadas, los ocho pueblos cabecera y más de cincuenta rancherías.

Cada uno de estos marcadores geográficos está rodeado por campos de significados que encontramos en los mitos y en las referencias del lenguaje posicional y vestimentario presente en los rituales. Enseguida describiré cada una de las tres zonas diferenciadas para, posteriormente, analizar su relación y en consecuencia, el sentido que de esto deriva.

La sierra kawi o júuya como también se le llama en el lenguaje coloquial, está asociada al concepto más complejo de pocho’oria, el cual se traduce literalmente como el monte. Esta región comprende la sierra del Bacatete cuya etimología refleja en gran medida su carácter: “donde está la gente”. Históricamente constituyó el refugio y base de operaciones de los rebeldes yaquis, así como el escenario de algunos de los episodios más cruentos de la guerra. La sierra constituye el soporte del discurso mítico sobre el territorio y sobre la guerra misma, aún en la actualidad. En tiempo de las guerras se le identificaba como hogar de los yaquis broncos, por oposición a los mansos, en ese entonces, habitantes de los pueplum.

limites

Boundary lines with regard to the Traditional Yaqui Territory

En las cuevas de la sierra del Bacatete, aquellos que se inician como pascolas y músicos reciben en sueños la visita del chivato. Los vaqueros se reúnen en las noches de vigilia alrededor de la fogata para conversar sobre el choni, y si hay fortuna, poder encontrarse con él y así gozar de su poder.10

Debe entenderse entonces que las fronteras no son líneas de demarcación absolutas, sino objeto de continua definición. Si la sierra kawi, se extiende al oriente, perdiéndose en la sierra de Chihuahua, el último punto de ocupación fija, la subida a la sierra, lo constituye el pueblo cabecera de Loma de Bácum. Al poniente ocurre algo similar, el océano, báawe no implica el margen del territorio yaqui, de alguna manera también les pertenece ya que en él habitan, según los mitos, una parte de aquellos antepasados diminutos de los yaquis, los surem, que no quisieron resignarse al destino de evangelización que les pronosticara el árbol parlante, al contrario, huyeron de él y tomaron la forma de ballenas y animales marinos que aún pueblan el Mar de Cortés. Los que se refugiaron en la sierra se convirtieron principalmente en hormigas y en los animalitos del monte: ciempiés, alacrán, lagartija.

(más…)

Punta Chueca y El Desemboque, Son. Aquí, donde se juntan el mar y el desierto, es el territorio de la nación seri. Es un paraíso calcinante que los vio arribar, integrarse y expandirse como etnia desde tiempos inmemoriales; después, ser perseguidos, estar al borde de la extinción y pasar, no hace ni un siglo, de la vida nómada a la sedentaria.

seris

AÑO NUEVO SERI, Los seris se llaman a sí mismos Konkaak, lo cual quiere decir en su lengua “la gente”. El término seri proviene en cambio de la lengua yaqui y significa “hombres de la arena”.

Este paraíso es además el escenario actual de un proceso de transformaciones culturales seris que no desea excluir ciertos aspectos de la globalización, pero tampoco la cohesión comunitaria, la identidad y las reivindicaciones autonómicas que marcan una explícita diferenciación de ellos con “los mexicanos”.

Primera luna nueva del verano

Durante el 30 de junio y el primero de julio las autoridades tradicionales de los seris o comcá’ac de Punta Chueca y El Desemboque, las dos únicas comunidades de este pueblo indígena de entre 700 y 900 personas en total, encabezaron la celebración del Año Nuevo tradicional, que llega con la primera luna nueva del verano.

“La fiesta del Año Nuevo seri ha sido consolidada como un espacio escénico donde los símbolos de orgullo y desafío de esta cultura hacia Occidente se han desplegado con mayor intensidad”, dice el etnólogo Rodrigo Rentería, y agrega:

“Esas dos noches la nación comcá’ac celebra su persistencia y desafía lo venidero.”

seris5

Presenciar la fiesta del Año Nuevo seri ha sido como abrir una ventana para otear el complejo entramado cultural, económico, político y social de los comcá’ac, palabra que quiere decir “la gente”. Según una de varias versiones, “seri” es un vocablo yaqui que designa a la “gente de la arena”.

La fiesta se pudo apreciar gracias a la invitación del cuarteto de rock seri Hamac Caziim (Fuego Nuevo), el cual dio dos conciertos en la ciudad de México hace más de un mes (La Jornada, 21 de mayo de 2005), y de un grupo de trabajo de la Dirección General de Culturas Populares e Indígenas que viajó allá, encabezado por la etmusicóloga Aurora Oliva y el promotor triqui y director del Museo Nacional de Culturas Populares, Marcos Sandoval.

Ritual de Año Nuevo Seri

“Modernidad” acechante

Aquí, en este paraíso de la costa de Sonora, en el Golfo de California o Mar de Cortés, en 211 mil hectáreas otorgadas por decreto presidencial para su uso exclusivo hace tres décadas, incluida la isla del Tiburón, la más grande del país, los comcá’ac se adaptan a la vida sedentaria a la que fueron orillados poco a poco.

Seris_Sonora_1165

Ya casi no practican la caza y se ha reducido la recolección de frutos y semillas del desierto, pero aún dependen en gran medida de la pesca, que ahora comercializan mediante una cooperativa surgida durante el gobierno de Lázaro Cárdenas.

A los visitantes les venden sobre todo collares de conchas, caracoles y semillas, figurillas de animales en palo fierro y piedra, canastas tradicionales o coritas y paseos en sus lanchas de motor.

Las antiguas y pequeñas viviendas seris de arcos de ramas de ocotillo y cubiertas de yerbas, llamadas haco ahemza, ya sólo se utilizan en las festividades.

Desde hace algunas décadas la mayoría habita casas construidas con bloques de cemento y otros materiales “modernos”, calurosas en verano y frías en invierno.

Como nómadas, los comcá’ac gozaban de libertad de movimiento en “bandas” o clanes, los cuales convivían y a veces se enfrentaban entre ellos y contra otras tribus como los pápagos. En un tiempo el territorio seri abarcó más del doble del actual.

Después los comcá’ac se opusieron a la evangelización y a su control en misiones y lucharon contra los colonizadores europeos y mestizos, a quienes, según el investigador Edward Moser, a veces les robaban ganado.

Madurez y sabiduría, estaciones de la vida entre las comunidades seris de El Desemboque y Punta Chueca

Como sedentarios han dejado de padecer la persecución de fuerzas militares coloniales y luego nacionales, que en el siglo XVIII los llevó a sublevarse unidos a los pimas y en el XIX los redujeron hasta casi exterminarlos.

A los hombres los asesinaban y a las mujeres y niños los deportaban hacia el sur. Fueron tiempos de tragedias familiares y étnicas aún no investigadas. Se sabe que a principios del siglo XX sólo quedaban unos 130 seris.

Hoy el hostigamiento reviste otras formas, como las incursiones en marzo y abril pasados de la Policía Judicial del Estado y la Agencia Federal de Investigación, o la imposición de proyectos turísticos considerados por ellos ajenos y contaminantes, como el Escalera Náutica-Mar de Cortés, que incluye cinco estados y busca “sacarlos del atraso”, según el gobernador sonorense, Eduardo Bours. Ambos casos documentados por La Jornada.

Abundancia en la aridez

Otros retos de la “modernidad” son la pérdida de identidad y el consumo de drogas por parte de un sector de jóvenes. Aunque en las dos comunidades no se vende cerveza u otro tipo de alcohol debido al ingreso hace cuatro décadas de una comunidad protestante proveniente de Estados Unidos.

Lo que sí se comercializa son “sodas” (refrescos), golosinas chatarra y alimentos enlatados, que han generado, según diversos informes, problemas de salud como obesidad, diabetes, caries y desnutrición. De ahí otro problema de las dos comunidades seris: la falta de manejo de la basura inorgánica, sobre todo plástica, que invade calles y monte.

Punta Chueca se localiza 30 kilómetros al norte de Bahía de Kino, región que antes también formaba parte del territorio seri y que a su vez se encuentra a 130 kilómetros de Hermosillo, capital del estado tierra adentro.

Seris_Sonora_1576

Frente a Punta Chueca se despliega impresionante la isla del Tiburón, reserva ecológica también de uso exclusivo seri que mide unos 30 por 40 kilómetros. Sesenta kilómetros al norte y también a la orilla de la playa, se encuentra la otra comunidad seri: El Desemboque.

Zona continental e isla, separadas por el Canal del Infiernillo, ofrecen un paisaje de montañas, desierto, playas y manglares, hábitat de una gran variedad de cactaceas, águilas, pelícanos, gaviotas, tortugas, delfines, ballenas, lobos marinos, coyotes, serpientes, venados y borregos cimarrones.

Una vez al año los seris subastan a cazadores estadunidenses cuatro permisos para matar al borrego cimarrón. Cada permiso cuesta 90 mil doláres, recursos que en parte de distribuyen a cada uno de los pobladores, quienes reciben en promedio mil dólares al año por ese ingreso.

(más…)

Por: México desconocido
Descubre uno de los escenarios naturales más hermosos de México: el Mar de Cortés. Sus aguas, de intenso color azul, se pueden explorar desde diferentes puntos de Sonora, Sinaloa y las Baja Californias. ¡Conócelos!

La región del Mar de Cortés (al noroeste de la República Méxicana), integrada por las aguas que bañan las playas de los estados de Sinaloa, Sonora, Baja California y Baja California Sur, es considerada por muchos, como uno de los escenarios naturales más maravillosos del mundo.

Si el visitante pudiera realizar un recorrido por la región y admirar la diversidad de ecosistemas terrestres y marinos que ofrece, este podría comenzar en Sinaloa, en el puerto pesquero de Atalta ubicado a tan solo 63 km de Culiacán, en donde a parte de probar el chilorio, platillo típico de la región, a no poca distancia de allí, el visitante se puede encontrar con El Dorado, lugar dotado de magníficas playas como: Arenitas, Ponce y Casino del Mar; de las que parten múltiples embarcaciones abarrotadas de aficionados a la pesca deportiva del pez vela y del marlín.

En ese mismo estado, al suroeste de Los Mochis, el visitante puede tomarse un descanso en las playas cercanas a Topolabampo: Punta Copas, Las Hamacas y la popular Maviri, desde donde parten los botes que, navegando por las aguas del Mar de Cortés, se detienen ante el Farallón de San Ignacio, una espectacular formación rocosa que con el tiempo se ha convertido en santuario de aves y diversas especies de fauna marina.

Ya en el estado de Sonora, a solo 20 km de Guaymas, se encuentra San Carlos, un lugar especial donde las playas cristalinas, el azul profundo del cielo y la tierra firme, casi desértica y coronada por montañas, se conjugan para ofrecer al visitante, una de las más inolvidables visiones de la creación de la naturaleza. Aquí, en San Carlos se realiza un torneo veraniego de pesca y se puede también practicar el buceo en las aguas de Punta Doble y Punta San Antonio.

Al norte de ese estado se encuentra Puerto Peñasco, un lugar que ofrece al visitante, la espectacular visión de la Reserva del Pinacate, un maravilloso ecosistema compuesto por numerosos cráteres y extrañas formaciones terrestres; no muy lejos de allí, en la isla San Jorge todavía se dejan ver lobos marinos y en ocasiones hasta juguetones delfines.

Por su parte, en Baja California, la ribera occidental del Mar de Cortés ofrece al visitante un suave oleaje en Playa Rosarito, ubicada a 26 km de Tijuana y, las magníficas playas de Ensenada: Tres Hermanos, El Estero, San Carlos y la bahía Todos los Santos, donde también se practica el buceo, aunque aquí se realiza a grandes profundidades. No lejos de ahí, desde Santo Tomás y El Ciprés, durante el invierno, el visitante puede contemplar hacia el horizonte, el fascinante paso migratorio de las ballenas hacia el sur.

(más…)

Sonora será punta de lanza para el primer y único puerto de cruceros mexicanos conocidos como “Home Port” que se hará realidad en Puerto Peñasco, lo que detonará el turismo y los empleos en esa región, aseguró el Gobernador Guillermo Padrés.

Con más de mil islas en el mar de Cortes además de destinos como Guaymas, Topolobampo, la Paz, Mazatlán, los Cabos, el proyecto va encaminado a convertirse en un polo de desarrollo turístico para el noroeste de México.

Va muy avanzado en sus estudios y permisos; con mucha viabilidad, sería el primero y único crucero cien por ciento mexicano.

Estamos emocionados que sea aquí en Sonora, comentó en entrevista, el jefe del Ejecutivo tras inaugurar el VII Foro de la Coparmex.

El proyecto integral tiene un costo de alrededor de mil millones de pesos y en el participarían Sonora, Baja California, Baja California Sur y Sinaloa como región colindante con el mar de Cortes.

El “Home Port” de Puerto Peñasco ya fue presentado al Presidente Felipe Calderón, a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes y está en la fase de concluir los estudios técnicos de impacto ambiental y económico para toda la región.

En ese sentido el Gobernador de Sonora manifestó su optimismo del impacto económico que tendrá este proyecto no sólo para Sonora sino para Puerto Peñasco.

Con mercados atractivos al turismo de cruceros como Arizona, California y Nevada además del mercado nacional, no se tiene duda del éxito económico que traerá a la entidad el puerto de cruceros.

El Gobernador comentó que el proyecto de obra física podría iniciar en cuanto se concluyan los esquemas y las corridas financieras a cargo del gobierno federal, ya sean a través de la Cofetur o de la SCT.

(más…)

Sonora es dueña de paisajes surrealistas dignos de una pintura de los maestros de la corriente pictórica. Lo especial de sus playas es que se junta el desierto de Sonora con el cristalino Mar de Cortés. Hay que ver para creer pero su arena es igual o más fina que la de la Riviera Maya. Sí, todo eso y más tienes que conocer y comprobar en el estado del norte.

La playa que te recomendamos es Bahía de Kino, a 107 kilómetros de Hermosillo. Puedes llegar por la carretera federal 15; es fácil rentar un auto en el mismo aeropuerto de la capital. Si no, otra manera de llegar es por transporte público. En el centro de Hermosillo, sobre la calle Monterrey entre Jesús García y Manuel González, encontrarás camiones que van a la costa. Salen cada hora aproximadamente, según la temporada. También encontrarás camiones en la estación Costa Expresso cerca del Jardín Juárez.

Donde el mar y el desierto se rozan

La Bahía de Kino ofrece al visitante vistas de ensueño: montañas, mar y desierto. Aquí experimentarás atardeceres inigualables. Con una población de apenas 5 mil habitantes, es el lugar perfecto para vacacionar sin el bullicio de playas más saturadas como Cancún o Acapulco.

Si vas entre semana a las playas las encontrarás desiertas ya que se ‘llenan’ sólo en fin de semana o en Semana Santa.En Bahía de Kino puedes visitar Kino Viejo, una adorable población de pescadores que se encuentra más al sur de Kino Nuevo, una zona de condominios modernos y hermosas casas de playa.

Tiene poca infraestructura turística, no esperes hoteles de gran lujo ni restaurantes en cada esquina. De hecho, si vienes aquí lo mejor es que traigas una actitud un poco más ‘rústica’ o de ‘hazlo tu mismo’. Lo recomendable es siempre preguntarle a los lugareños dónde recomiendan comer o pedirles ayuda cada vez que lo necesites. Los sonorenses se enorgullecen de ser personas amables y hospitalarias. Y lo son.

En Kino Nuevo hay chozas y cabañas en renta que administran familias locales; la mayoría son limpias y cómodas, tienen todo lo que necesita el viajero frugal con ánimos de encontrarse cara a cara con la naturaleza y sus hermosas vistas. Dos recomendaciones interesantes son el Hotel Saro en Kino Nuevo e Islandia Marina en Kino Viejo.

(más…)

El Mar de Cortés será promovido como un nuevo producto turístico integral para la industria naviera, y este proyecto contempla la construcción de un puerto de salida o “home port” y la consolidación de más destinos en ambas costas para los cruceristas, informó Javier Tapia Camou, coordinador general de Fomento al Turismo del Gobierno estatal.

Durante una reunión con la titular de la Secretaría federal de Turismo, Gloria Guevara Manzo, el funcionario sonorense presentó los estudios técnicos y de viabilidad para habilitar en Puerto Peñasco el Home Port del Mar de Cortés, así como la propuesta de crear una ruta en este lugar conocido también como el acuario del mundo, que se caracterizaría por ser innovadora e incluir la posibilidad de conocer y visitar cuatro estados y más de 100 islas diferentes.

Tapia Camou explicó que Sonora, Sinaloa, Baja California y Baja California Sur han acordado formar un bloque para ofrecer al mercado de cruceros esta opción, que además de contar con atractivos naturales, infraestructura turística y experiencia, la inclusión de una ruta en el Mar de Cortés representaría el fortalecimiento de la actividad turística, la atracción de inversiones y una mayor derrama económica en beneficio de todos.

(más…)

Plantean invertir miles de millones de dólares en puerto comercial
Sábado 04 de Junio de 2011 20:12

Phoenix, Arizona, 4 de junio de 2011.- La posibilidad de una inversión de miles de millones de dólares en Sonora con la generación de miles de empleos para sonorenses fue planteada en la mesa de trabajo de Transporte en la Comisión Sonora – Arizona.

Al Melvin, Senador de Estados Unidos por el Estado de Arizona, informó de la propuesta que en caso de concretarse crearía en el Puerto de Guaymas el paradero de barcos de carga más grande del Mar de Cortés.

El también empresario e inversionista agregó que se ha tenido una buena respuesta de parte del Gobierno del Estado de Sonora en busca de encontrar la forma en que se haga realidad.

De hecho, la entidad ya cuenta con algunas características que harían más viable la realización del proyecto, como son la presencia de industria aeroespacial y automotriz.

Este, similar al que se tiene en Long Beach, California, serviría como punto de partida para exportaciones a toda América Latina y alrededor del mundo con beneficios económicos y de empleo para Guaymas.

Melvin destacó que la oportunidad de que el proyecto se lleve a cabo en Sonora tiene que ver con que el Estado tiene menos riesgo de terremotos y huracanas que los que se tienen en otros puntos.

La instalación del puerto iría con una mejora en las comunicaciones que detonaría prosperidad y derrama económica alrededor.

Fuente: www.muralsonorense.com

Considerados desde tiempos prehispánicos como los hombres más altos y fuertes de México.

De las nueve tribus en las que se dividían, todavía permanecen unidas ocho de ellas, en su mayoría autóctonas y otra con una estancia mayor de 100 años en el Estado.

Los indígenas sonorenses nos recuerdan que hay mucho que aprender de nuestros antepasados, de quienes fueron los primeros pobladores del Estado y que ahora nos heredan ésta tierra que ha luchado desde siempre por mantener sus creencias, ideología y tradiciones.

  • Yaquis
  • Kikapú
  • Mayos
  • Opatas
  • Seris
  • Cucapá
  • Pápagos
  • Guarijíos
  • Pimas

A continuacion una breve semblanza de cada uno de estos Pueblos:

Yaquis

Es sin duda la etnia más representativa de Sonora; se estima existe una población de 33, 000 Yaquis que se distribuyen en ocho pueblos con sus propios gobernadores.

Para los integrantes de la etnia es de suma importancia preservar su lengua, sus tradiciones y su arraigo a la tierra. La historia de los yaquis está cubierta con actos de heroica resistencia por la defensa de su territorio y su cultura.

Los yaquis se identifican a sí mismos y a los mayos como yoremes, palabra que significa hombre o persona. La noción de yoris, hombres blancos, los distingue, a su vez, de los demás grupos indígenas.

Forman parte del dialecto cahita que se compone de tres lenguas: mayo, yaqui y tehueco, éste último desaparecido. El cahita pertenece al grupo lingüístico yuto-azteca.

El grupo yaqui ocupaba, tradicionalmente, una larga franja costera y de valle al sureste del actual estado de Sonora, que abarcaba desde la ribera sur del río Yaqui hasta el cerro Tetakawi, al norte de la actual ciudad de Guaymas. El conjunto del territorio comprende tres zonas diferenciadas: el área serrana del Bacatete; una zona costera, que abarca los poblados vecinos de Guásimas y Bahía de Lobos; y el valle, en donde se localizan las tierras irrigadas.

La principal actividad artesanal es la manufactura de la parafernalia ceremonial, sin fines comerciales. Los danzantes hacen máscaras talladas en madera, collares de conchas y piedras marinas y cinturones con pezuñas de venado. Los músicos fabrican sus tambores y flautas. Algunas familias manufacturan petates, canastas y coronas de carrizo; platos y tazas de barro que utilizan para las fiestas y después destruyen. También confeccionan faldillas, blusas, manteles, servilletas y mantos. El único producto artesanal que se comercializa son las muñecas de trapo, que hacen las mujeres.

Los yaquis poseen un alto sentido de religiosidad que está presente en gran parte de sus actividades. Con una cultura ancestral enriquecida con ritos y tradiciones en las que sobresale la Danza del Venado, ejecución simbólica de la caza de este animal y cuya riqueza estética ha despertado interés en todo el mundo.

Llamada en lengua yaqui maaso yiihua, describe la vida y muerte del animal sagrado de los yaqui. El danzante narra momentos del ciclo vital del venado con una mímica libre que representa las actitudes de sorpresa, alerta, atisbo, venteo del venado ante la naturaleza que lo rodea y su contacto con las criaturas con las que establece contacto, representadas por las figuras de los pascola (que pueden representar un pájaro, una serpiente, una flor, un coyote, el agua).

Tanto los pascola como el maaso se despojan de su personalidad durante el baile para adoptar la del animal, la planta o del ser que introducen en la danza. Por lo general son 4 pascola y bailan de uno en uno, danzando primero el último en jerarquía, el llamado “el lobito” que representa animales menos estimados en la valoración del yaqui: burro, perro, zorro, etc., después bailan los otros dos pascola y por último el pascola yoowe (anciano) o jefe del grupo.

El ciclo ritual yaqui sigue por lo general el calendario litúrgico católico, pero distingue claramente dos periodos, el primero sacrificial, en Cuaresma y el resto del año todos los ritos de paso que están prohibidos en esa fecha. Los rituales tienen carácter de marcadores estacionales, que señalan las distintas etapas del ciclo agrícola.

Los funerales son especiales porque ellos consideran al alma inmortal y celebran con danzas, banquetes y música. Su patrona es la Virgen del Camino.

Kikapú

Los actuales asentamientos kikapú son el resultado de un arduo peregrinaje desde la región de los grandes lagos de Michigan y de Eire, en Norteamérica, hasta el norte de México.

Actualmente, los kikapú viven en reservaciones en Kansas y Oklahoma, Estados Unidos, y en las comunidades de El Nacimiento, Coahuila y en Tamichopa, municipio de Bacerac, en la zona serrana de Sonora. Durante la década de 1980, algunos habitantes de Tamichopa llevaron a cabo una campaña entre los kikapú desperdigados, para una refundación del pueblo. La comunidad actual es de alrededor de 80 personas.

La lengua kikapú forma parte de la familia lingüística norteamericana algonkiniana. El grupo de Sonora no practica su lengua ancestral, ya que ésta fue destituida por el castellano; su último hablante murió en 1996.

Poseen dos tipos de vivienda: casas indias y casas mexicanas. La vivienda india tiene dos variantes, casa de invierno: elíptica, con una estructura de troncos delgados cubiertos de tule, con el fuego sagrado en el centro. Aquí es donde se ofrecen los sacrificios a su divinidad (Kitzihaiata) y se reciben a los nuevos miembros de la tribu. Y casa de verano: rectangular, con paredes de carrizo y techo elíptico de tule. En el interior se encuentran varias camas sostenidas por troncos, y al centro el fuego sagrado. La vivienda mexicana es de concreto y lozas, con los servicios eléctricos e hidráulicos de la vida moderna.

Actualmente su artesanía consiste en la fabricación de tehuas o mocasines con piel de venado curtida y que es bordada con chaquira.

Dentro de su religión ser buen kikapú significa cumplir siempre con los ritos de cacería, purificación, año nuevo, fuegos sagrados y bautizos por medio de oraciones, sacrificios y ayunos. Las celebraciones van siempre acompañadas de carne de venado. El fuego constantemente encendido en el centro de la casa recuerda la oración constante a Kitzihaiata, quien escogió a los kikapúes para poblar la tierra.

El grupo kikapú en Sonora, se encuentra en un inminente peligro de pérdida de su identidad como grupo indígena. Las celebraciones y ritos tradicionales se han perdido, han asumido la religión católica y celebran alguna fiesta de sus Santos, o participan en las fiestas que se celebran en los municipios cercanos.

(más…)

Atrae Mar de Cortés a Lujosa Línea Naviera

SEATTLE, Washington(PH) Dueños y Funcionarios de la Naviera “American Safari Cruices” se enamoraron del Mar de Cortés y de las maravillas que lo enmarcan, para dar inicio a una nueva ruta marítima de pasajeros en el “acuario del mundo”, bautizado así por el oceanógrafo Jaques Cousteau por su riqueza de especies y belleza natural.

Al incluir al Mar de Cortés en sus catálogos de ventas para el 2012, ésta lujosa línea naviera muestra el interés que se tiene por dar la opción de recorridos por el Mar de Cortés a un perfil distinto de pasajero del que ha arribado a Sonora.

Arturo Romero Malpica, subcoordinador general de la Comisión de Fomento al Turismo del Gobierno del Estado (Cofetur), informó que durante una visita que realizó a las oficinas centrales de “American Safari Cruices” entregó una propuesta que incluye además de la navegación por las aguas azul turquesa de este mar, diversas excursiones a pie.

Para ello sostuvo reuniones con Dan Blanchartd y Eric Gier, gerente ejecutivo y director de Finanzas, respectivamente de American Safari Cruices, quienes explicaron que los cruceros que se destinarían a la nueva ruta Mar de Cortés son enfocados al turismo de lujo y aventura y tendrán una capacidad de 80 pasajeros cada uno, lo que permite una atención personalizada.

En su itinerario se contemplan excursiones a pie en distintos puntos tanto de Baja California Sur y en Sonora se propone, entre otras, una exploración a la Isla del Tiburón, la de más extensión en todo el País y con una carga histórica y ecológica, al ser parte del patrimonio de la Nación Seri.

Además se podrían realizar avistamientos de aves y expediciones por las Islas San Pedro Nolasco, San Esteban y Huivulai, todas ellas forman parte del área natural protegida por ser parte de la reserva de la biósfera.

Source: www.elimparcial.com

Other excelent article & photos by Bill Steen, Thanks one more time…

Fragment Reference: caneloproject.blogspot.com

Moonrise over Banamichi, Sonora

Spring along the Rio Sonora Valley brings the first signs of the fierce summer heat that will peak during the month of June, lessening somewhat when the summer monsoon rains arrive early in July.

Flowers are blooming both in the desert and in people’s homes. The early evening air is perfumed by the blossoms on both citrus and the orchidia trees, bauhinia mexicana. Winter wheat is maturing, fava beans and onions as well, the garlic won’t be far behind.

The prickly pear cactus, nopales, are putting out their tender baby pads, most of which will be eaten in a variety of household dishes.

Remodeled old home in Banamichi.

This was a short trip for us, four days minus two days of travel. As always, I spend a portion of our trips looking to see what local foods are in season and learning how they are prepared.

On our way down, we stopped in the town of Imuris for afternoon meal of tacos. Imuris, a small town where two major roads intersect, has a main street that is lined with one taqueria after another.

While eating a young boy came up to me selling bags of chuales, wild lambsquarter greens that are collected along irrigation canals and the edges of fields.

Not wanting to bother finding the correct amount of change, I told him that I wasn’t interested and that besides, I didn’t know how to prepare them. “No problema,” he told me, “I’ll give you the recipe.” That promptly cancelled my excuse so off we went with two bags. Nothing complex to their preparation, boil or steam them until soft and then add them to eggs, sauces, beans and the like.

We added them to beans that were refried with milk and a little red chile powder. Combined with a little queso fresco, or non-cooked farmer’s cheese and a flour tortilla, they are nothing short of fantastic.

Kids baseball team from Banamichi.

Separated from Athena and Kalin while riding bikes, I wandered into the tiny ranchito La Martina, where I found four men, one of them older, quietly talking, wrapping up the day’s work to the glow of the setting sun.

(más…)