Posts etiquetados ‘Bacerac’

RECORDANDO EL GRAN TERREMOTO DE 1887 BAVISPE SONORA

Fragmento: Informacion e Imagenes por J Jose A Serrano, ‎Sonora Magica, Profesor Sandomingo, de su libro de Historia de Sonora

El fatídico 3 de mayo de 1887, se sufrió aquí uno de los terremotos más grandes que ha registrado la historia, aunque poco conocido. Dicho movimiento telúrico fue causado por movimiento de placas y no porque algún volcán intentara brotar. Ese día, a las tres de la tarde, los poblados de Bavispe, Bacerac y Óputo (hoy Villa Hidalgo), junto con los de Huásabas, Granados, Bacadéhuachi y Nácori quedaron en ruinas, especialmente los tres primeros, pues sus casas construidas con adobe quedaron en el suelo, afortunadamente con pocas víctimas por lo escaso de su población: 42 fallecidos en Bavispe (según otros 60), 9 muertos en Óputo y 1 en Fronteras, sin contar los heridos. El capitán Emilio Kosterlisky, jefe de la Gendarmería Fiscal en Bavispe, auxilió primeramente a dicho pueblo, distribuyendo los víveres de sus empleados e hizo venir otros de Janos.

11914504_162262337441124_4548475629608740661_n

No hubo quien diera auxilio, hasta los 4 o 5 días llegó de Moctezuma, el Capitán Emilio Kosterlisky, con algunos soldados de la Guardia Nacional, 12 de Moctezuma y 10 de Huásabas y comenzaron a desenterrar. Cavaron una zanja y allí echaron a todos los muertos juntos, sin distinción de personas, pues se temía una epidemia cuando los cadáveres entraran en descomposición. En cuanto a servicios médicos, eran nulos, pues no había ningún médico en esos pueblos tan apartados.

11954733_162262757441082_5993315590344857098_n

Para el 8 de Mayo ya estaba todo casi normal, bajo control como dirían ahora, todavía siguió temblando durante algunos días, de lo alto de los cerros se desprendían enormes peñascos y rodaban a las partes bajas, la tierra estaba cuarteada en profundas grietas y en partes caliente, y una especie de lava volcánica verdosa y piedras fundidas. No se sabe con precisión el número de muertos que hubo en ésta catástrofe; pero según cálculos de gentes de ésa época, pasaron de 600 muertos de Bavispe, Bacerac y La Galera.

11902530_162262527441105_4972339156979108001_n

En Hermosillo, Sonora, tembló tres días después, el 6 de Mayo.

Este es el relato después del temblor de 1887 que tantos estragos causó en ésta región de Sonora, y no será remoto que cualquiera día se repita, según los científicos que entienden de ésto ojala y no.

… El piso del cuarto parecía repentinamente levantarse encima varias pulgadas y después bajaba súbitamente, la sensación era similar a la de caer de una altura…

… Los hombres palidecieron, las tímidas mujeres entraron en pánico  y los niños fueron paralizados por el miedo…

The Dallas Morning News, Mayo 4 de 1887

11903800_162262620774429_7807618081470887996_n

… En Bavispe las campanas tocan solas, la gente huye a lo alto de la loma, llora y reza, la tierra se cuartea, nadie puede salir a dar auxilio, el río quedó seco, después se inunda, la sierra arde y el desastre es completo; queda una casa en pié como testigo que ahí hubo una ciudad sin ventura ….

11898532_162262660774425_7805349240795049982_n

11947564_162262697441088_6547516105752181697_n

Considerados desde tiempos prehispánicos como los hombres más altos y fuertes de México.

De las nueve tribus en las que se dividían, todavía permanecen unidas ocho de ellas, en su mayoría autóctonas y otra con una estancia mayor de 100 años en el Estado.

Los indígenas sonorenses nos recuerdan que hay mucho que aprender de nuestros antepasados, de quienes fueron los primeros pobladores del Estado y que ahora nos heredan ésta tierra que ha luchado desde siempre por mantener sus creencias, ideología y tradiciones.

  • Yaquis
  • Kikapú
  • Mayos
  • Opatas
  • Seris
  • Cucapá
  • Pápagos
  • Guarijíos
  • Pimas

A continuacion una breve semblanza de cada uno de estos Pueblos:

Yaquis

Es sin duda la etnia más representativa de Sonora; se estima existe una población de 33, 000 Yaquis que se distribuyen en ocho pueblos con sus propios gobernadores.

Para los integrantes de la etnia es de suma importancia preservar su lengua, sus tradiciones y su arraigo a la tierra. La historia de los yaquis está cubierta con actos de heroica resistencia por la defensa de su territorio y su cultura.

Los yaquis se identifican a sí mismos y a los mayos como yoremes, palabra que significa hombre o persona. La noción de yoris, hombres blancos, los distingue, a su vez, de los demás grupos indígenas.

Forman parte del dialecto cahita que se compone de tres lenguas: mayo, yaqui y tehueco, éste último desaparecido. El cahita pertenece al grupo lingüístico yuto-azteca.

El grupo yaqui ocupaba, tradicionalmente, una larga franja costera y de valle al sureste del actual estado de Sonora, que abarcaba desde la ribera sur del río Yaqui hasta el cerro Tetakawi, al norte de la actual ciudad de Guaymas. El conjunto del territorio comprende tres zonas diferenciadas: el área serrana del Bacatete; una zona costera, que abarca los poblados vecinos de Guásimas y Bahía de Lobos; y el valle, en donde se localizan las tierras irrigadas.

La principal actividad artesanal es la manufactura de la parafernalia ceremonial, sin fines comerciales. Los danzantes hacen máscaras talladas en madera, collares de conchas y piedras marinas y cinturones con pezuñas de venado. Los músicos fabrican sus tambores y flautas. Algunas familias manufacturan petates, canastas y coronas de carrizo; platos y tazas de barro que utilizan para las fiestas y después destruyen. También confeccionan faldillas, blusas, manteles, servilletas y mantos. El único producto artesanal que se comercializa son las muñecas de trapo, que hacen las mujeres.

Los yaquis poseen un alto sentido de religiosidad que está presente en gran parte de sus actividades. Con una cultura ancestral enriquecida con ritos y tradiciones en las que sobresale la Danza del Venado, ejecución simbólica de la caza de este animal y cuya riqueza estética ha despertado interés en todo el mundo.

Llamada en lengua yaqui maaso yiihua, describe la vida y muerte del animal sagrado de los yaqui. El danzante narra momentos del ciclo vital del venado con una mímica libre que representa las actitudes de sorpresa, alerta, atisbo, venteo del venado ante la naturaleza que lo rodea y su contacto con las criaturas con las que establece contacto, representadas por las figuras de los pascola (que pueden representar un pájaro, una serpiente, una flor, un coyote, el agua).

Tanto los pascola como el maaso se despojan de su personalidad durante el baile para adoptar la del animal, la planta o del ser que introducen en la danza. Por lo general son 4 pascola y bailan de uno en uno, danzando primero el último en jerarquía, el llamado “el lobito” que representa animales menos estimados en la valoración del yaqui: burro, perro, zorro, etc., después bailan los otros dos pascola y por último el pascola yoowe (anciano) o jefe del grupo.

El ciclo ritual yaqui sigue por lo general el calendario litúrgico católico, pero distingue claramente dos periodos, el primero sacrificial, en Cuaresma y el resto del año todos los ritos de paso que están prohibidos en esa fecha. Los rituales tienen carácter de marcadores estacionales, que señalan las distintas etapas del ciclo agrícola.

Los funerales son especiales porque ellos consideran al alma inmortal y celebran con danzas, banquetes y música. Su patrona es la Virgen del Camino.

Kikapú

Los actuales asentamientos kikapú son el resultado de un arduo peregrinaje desde la región de los grandes lagos de Michigan y de Eire, en Norteamérica, hasta el norte de México.

Actualmente, los kikapú viven en reservaciones en Kansas y Oklahoma, Estados Unidos, y en las comunidades de El Nacimiento, Coahuila y en Tamichopa, municipio de Bacerac, en la zona serrana de Sonora. Durante la década de 1980, algunos habitantes de Tamichopa llevaron a cabo una campaña entre los kikapú desperdigados, para una refundación del pueblo. La comunidad actual es de alrededor de 80 personas.

La lengua kikapú forma parte de la familia lingüística norteamericana algonkiniana. El grupo de Sonora no practica su lengua ancestral, ya que ésta fue destituida por el castellano; su último hablante murió en 1996.

Poseen dos tipos de vivienda: casas indias y casas mexicanas. La vivienda india tiene dos variantes, casa de invierno: elíptica, con una estructura de troncos delgados cubiertos de tule, con el fuego sagrado en el centro. Aquí es donde se ofrecen los sacrificios a su divinidad (Kitzihaiata) y se reciben a los nuevos miembros de la tribu. Y casa de verano: rectangular, con paredes de carrizo y techo elíptico de tule. En el interior se encuentran varias camas sostenidas por troncos, y al centro el fuego sagrado. La vivienda mexicana es de concreto y lozas, con los servicios eléctricos e hidráulicos de la vida moderna.

Actualmente su artesanía consiste en la fabricación de tehuas o mocasines con piel de venado curtida y que es bordada con chaquira.

Dentro de su religión ser buen kikapú significa cumplir siempre con los ritos de cacería, purificación, año nuevo, fuegos sagrados y bautizos por medio de oraciones, sacrificios y ayunos. Las celebraciones van siempre acompañadas de carne de venado. El fuego constantemente encendido en el centro de la casa recuerda la oración constante a Kitzihaiata, quien escogió a los kikapúes para poblar la tierra.

El grupo kikapú en Sonora, se encuentra en un inminente peligro de pérdida de su identidad como grupo indígena. Las celebraciones y ritos tradicionales se han perdido, han asumido la religión católica y celebran alguna fiesta de sus Santos, o participan en las fiestas que se celebran en los municipios cercanos.

(más…)

Escrito por Cronista, y visto en: www.sonoramagica.com
Domingo 10 de Agosto de 2008

Una maravilla en infraestructura, propia de nuestros tiempos, lo es la presa La Angostura.

Fue sobre el Río Bavispe, de  Teras, que forma la corriente superior del Río Yaqui, como a 360 km, al norte de Bocatoma de Los Limones, en donde se inicia el canal principal del sistema de riego del expresado Río y Yaqui.

La presa  llamada como La Angostura o General Lázaro Cárdenas, pues fue quien la inició en 1936, se terminó en 1942.

El río Bavispe es uno de los formadores  o principal vertientes del imponentes Río Yaqui y nace en la Sierra Madre occidental, ente las estribaciones de La Huachinera;  corre de sur a norte pasando por Tamichopa, Bacerac, Bavispe y San Miguelito.

(más…)

Está ubicado en el Noreste del Estado; su cabecera es la población de Bavispe y colinda: al norte con Agua Prieta, al Sur con Bacerac al oeste con Nacozari de García y al este con el Estado de Chihuahua.

bavispe_sonora_01

Posee una superficie de 2,475.8 kilómetros cuadrados que significa 1.34 por ciento del total estatal; y una densidad de población de 0.55 habitantes por kilómetro cuadrado.  Está localizado a una altura de 902 metros sobre el nivel del mar.

bavispe_sonora_02

Las localidades importantes de este municipio además de la cabecera municipal son San Miguelito, la Galerita y la Mora.

Principales Atractivos Turísticos

El pueblo de Bavispe está localizado a orillas del río del mismo nombre. Fue fundado en 1645 por el Misionero Jesuita Cristóbal García, con el nombre de San Miguel de Bavispe.

bavispe_sonora_03

(más…)

Acerca de la etimología de la palabra Sonora, no están conformes las relaciones consultadas. Afirman unas que viene de la voz Señora, y que mudada la ñ en n quedó Senora, para convertirse después en Sonora; otras aseguran que se deriva de la mucha riqueza de la tierra.

mapa1796

Un escrito anónimo, de un religioso jesuita, asienta que: «el nombre de Sonora, según la opinión de los indios viejísimos que aún viven (Julio de 1730), le viene de un ojo de agua cenagoso que está a media legua del pueblo de Guepaca, y parece el medio de la provincia; en este ojo de agua había antiguamente una numerosa ranchería de indios que usaban hacer sus casitas de las cañas y hojas de maíz; a estas llaman en su lengua Sonot en el recto, y en el oblicuo Sonota; oyeron los primeros españoles el vocablo, y no pareciendo bien Sonota pronunciaron Sonora, de donde cogió toda la Provincia el sonoro y armonioso nombre.» Aún pudieran añadirse otras opiniones.

79

La provincia de Sonora propiamente dicha, no ocupaba la misma superficie que el Estado actual; se extendía solo desde el río Gila hasta el Yaqui, quedando fuera de su demarcación el terreno que se extiende hasta el río del Fuerte. Confinaba, pues, la Sonora con el río Gita al Norte; al Este con la Sierra Madre y los tarahumares; al Este y al Sur con la provincia de Ostimuri; y al Oeste con el mar de Cortés, apellidado también mar Rojo, mar Pímico, golfo de California, mar Rubro.

El río Yaqui o Yaquimi, límite de la provincia al Sur, es el mayor de la comarca; nace en Tamitzopa, pueblo despoblado de la misión de Baserac; en Guasavas toma la denominación de Grande, y no se le dice Yaqui hasta pasar el pueblo de Buenavista y atravesar las poblaciones de los yaquis; los jesuitas le apellidaron río del Espíritu Santo.

Esta era la antigua provincia; el Estado actual de Sonora se extiende hasta el río del Fuerte, que lo divide   -338-   al Sur del Estado de Sinaloa. Ese terreno, intermedio entre ambos ríos, llevaba el nombre, en tiempo de la dominación española, de la provincia de Ostimuri.

(más…)